Bioparque Temaiken – Argentina

Tierra de Vida

Una especie de zoo potenciado, mezclado con reserva ecológica, eso es el Bioparque Temaiken.
Ubicado a poco más de 50 km de capital federal en Buenos Aires, cerca de la entrada de la ciudad de Belén de Escobar en el partido de Escobar, en provincia.

Fuimos con Ailin un hermoso domingo a conocer este bioparque, en noviembre de 2010.
Salimos bien temprano de Bs As para estar lo antes posible en el parque ya que en la página decían que se necesitaba todo un día para visitarlo, y así fue. http://www.temaiken.com.ar

Frente al edificio de la Rural (creo que era así) se encuentran las paradas de ómnibus, y en las cabinas donde venden los boletos van a ver unas que dicen Temaiken. Nosotros fuimos en el 60, creo que fueron 8 pesos argentinos cada uno. El viaje duro cerca de dos horas y nos dejó en la puerta de Temaiken. El ómnibus es cómodo y rápido, la contra es que tienen que comprar el pasaje antes de subir o si no el lio de siempre en Bs As, comprar con monedas.

A eso de las 11 llegamos a Temaiken, compramos las entradas (fueron como 60 arg cada uno), y junto con ellas nos dieron un lindo plano de todo el parque a todo color! Me encanto! jeje Es el mismo plano que esta en la página, así que no se molesten en imprimirlo.

Entramos, muy bien recibidos por el personal en la entrada, y vale la pena destacar que durante todo el día, en todos los sectores del parque, todos los funcionarios con los que nos tocó hablar estuvieron geniales, muy buena atención!

Apenas entramos y empezamos con las fotos, hay muchísimo para fotografiar, no solo los animales, sino el parque en si que es fantástico.

Con plano en mano comenzamos nuestro recorrido, sin ese plano sin duda te pierdes de lo grande que es.

Todo está muy bien organizado y pensado, cada detalle en su lugar, da gusto pasear por ahí, y el precio de la entrada más que justificado. Los animales se ven mucho más cuidados que en los zoo o reservas que he ido.

Cada especie (por lo general) tiene bastante espacio para moverse, y se intenta recrear su hábitat, pero por más cuidados que estén o el lugar que tengan para vivir, no dejan de ser animales encerrados.

El recorrido estuvo muy bueno, vimos muchos animales que nunca había visto y muy de cerca. Además se pueden ver los diferentes animales de diferentes ángulos, insisto, todo muy bien pensado.

Una de las atracciones principales es el acuario, es el primero que visito y me gusto bastante.

También está el Cine 360, donde ves una película sobre la evolución de la vida en 360 grados, o sea, ves la peli parado y está muy bueno, muy original.

Otra de las atracciones son las enormes pajareras, te puedes meter dentro de ellas y ahí ver las aves en su hábitat.

En determinadas horas hacen algunos espectáculos, por ejemplo, nosotros vimos como hacían a los pumas buscarse la comida para no perder el instinto de caza, también vimos un águila exhibiéndose al público.

Toda la infraestructura del parque está muy bien, teléfonos, baños, juegos para niños una variedad grande de lugares para comer a precios muy accesibles.


No nos dio el tiempo para visitar todo, estábamos bastante cansados al final del día, además hacía mucho calor. Nos faltó muy poco para conocer pero nos teníamos que ir ya que en la noche salía mi ferry hacia Montevideo.

En la salida nos sacamos la clásica foto en el cartel que dice “Temaiken” y nos subimos a un Chevalliert que estaba por salir. Los pasajes tendríamos que haberlos comprado antes, pero el chofer dijo que no había problema, el tenía que hacer una parada en la terminal de Escobar y ahí mientras subía gente podía aprovechar a comprar los pasajes, y así fue, me bajé en Escobar y compré los pasajes.

Aquí sube muchísima gente, por lo que si les toca bajar reserven de alguna forma el asiento.

No se pierdan visitar Temaiken, no se van arrepentir! Ah y las zuricatas son lo mejor!! Muy cómicas!

Parque Municipal Punta Espinillo: Hace algunas semanas quedamos de encontrarnos con unos amigos en el Parque Lecocq en la zona oeste de Montevideo para festejar el cumple de uno de ellos, lejos de toda la zona urbana, del ruido y de la contaminación. Pero para nuestra sorpresa una vez que…
Cerro Pan de Azúcar:   Una vez más estamos acá para seguir con la serie de relatos “Los viajes de Ailin y Andrés” jajaja Ya son unos cuantos viajes y aventuras, vamos camino al libro! Bueno, empecemos. De esta vez toco un poco de “montaña” y playa. Los…
No comments yet.

Deja un comentario