Bitácora 11, Día 6, Playa da Ferradura

Día 6: Ferradura, el lugar de los deportes acuáticos

Todos los problemas económicos y de salud solucionados, y aun teníamos la mitad del viaje por delante así que había que aprovecharlo al máximo.

Nos fuimos caminando al otro lado de la península, guiándonos con el mapa que nos había entregado el taxista Carlos, la primera noche en Buzios.

Nuestro destino era la Praia da Ferradura, una de las principales de Buzios.

Tuvimos una larga caminata que nos sirvió para conocer mejor la península. Pero si pueden contratar un buggie como les decía en capítulos anteriores, no lo duden, háganlo, vale la pena.

Llegamos a nuestro destino, y tengo que decirles que fue la playa que más me gustó. Aunque Buzios tiene no menos de 12 playas, y solo recorrimos unas pocas.

Una playa fabulosa, llena de bares y lugares para comer, sillas para alquilar, motos de agua, masajes, etc. El único detalle es que el agua estaba un poco fría, que no sé si es por la época del año, pero en todas las playas de Buzios nos pasó lo mismo. Recuerdo que le preguntamos a una pareja del lugar si el agua era fría todo el año, y nos dijeron que si, lo que me pareció raro ya que Buzios es conocido como uno de los destinos de playa por excelencia.

Pero sacando ese detalle de la temperatura del agua, la pasamos de 10!

También fue el lugar donde probé en el agua por primera vez, mi nueva y flamante cámara GoPro!

Cuando caía el atardecer decidimos regresar al apartamento, pero por otro camino para seguir conociendo la península de Buzios.

Digamos que habíamos llegado por el norte de la Praia da Ferradura, y ahora regresábamos por el este.

Durante nuestro regreso, no muy lejos da Ferradura, vimos un camino de balastro que iba hacia el mar, con una bajada de unos cuantos metros y varias formaciones rocosas. Me llamó mucho la atención y prácticamente arrastre a Ailin para ver que había abajo.

Resulta que habíamos llegado a la Ponta da Lagoinha, uno de los lugares que mas me impresionó en Buzios. Y no es que sea una maravilla ni nada por el estilo. Pero ver la impresionante fuerza con la que el mar reventaba contra las piedras era fabuloso. Además que yo estaba subido en esas piedras y cada ola que reventaba nos empapaba.

Pasé un rato largo mirando esa furia del océano, y viendo como el mar se metía entre las piedras. Si llegaba a resbalar y caer, no estaba aquí para contarles la historia. Hay que ir con mucho cuidado.

Si estuviese solo me hubiese quedado horas en ese lugar simplemente viendo el océano y los paisajes que nos regalaba la península de Buzios, pero Ailin estaba un poco cansada por el día, así que decidimos regresar, antes que nos agarrara la noche.

Pero la noche nos agarró. Nos perdimos en el camino de regreso. Llegamos a un lugar sin salida después de haber caminado bastante y tuvimos que dar la vuelta. El lugar estaba bastante feo, no sé bien donde nos metimos, pero había un lago, y la calle que nos llevó hasta ahí estaba como abandonada. Sí, daba un poco de miedo nosotros dos solos en ese lugar y de noche, sin luces, ni linterna, y sin saber para dónde ir.

Caminamos bastante, nos metimos por otras calles ya con oscuridad total, hasta que finalmente salimos en una de las avenidas y logramos regresar al apartamento.

Les cuento esto, para que vean la seguridad en Buzios. No sé si en todo el año es así, o si simplemente tuvimos suerte. Pero el taxista Carlos ya nos había dicho que Buzios era muy seguro, y en ningún momento tuvimos problemas, y eso que además de este lugar en el que nos metimos que estaba completamente desolado, también anduvimos por otros tantos, y de noche.

Ir al Indice de: Bitácora 11, Viaje a Río de Janeiro, Buzios y Arraial do Cabo – Indice 

Día 4: Centro de Buzios y la Rua das Pedras Después de levantarnos tuvimos que hacer una visita a la farmacia a dos cuadras del apartamento. Llevaba varios días comiendo MUY poco, y además casi sin tomar agua, con lo que me estaba empezando a sentir un poco débil. Sabía…
Día 7: Buceo 1 – Andrés 0 De esta vez volvimos a un lugar conocido, el centro de Buzios, pero con un objetivo… hacer buceo!! En el día 4 habíamos averiguado para hacer Buceo en la empresa Casamar a R$ 220, pero como éramos dos, nos dejaron el precio a…
No comments yet.

Deja un comentario