Bitácora 17, Día 0, El Cruce de los Andes… A Pie!

Febrero 2013. Un artículo y un vídeo en el diario La Nación de Argentina. Video de una carrera. Carrera de aventura. De 3 días, 100 km, cruzando los Andes desde Chile hasta Argentina.

La carrera de aventura más grande de Latinoamérica. Con paisajes increíbles. A través de volcanes, montañas y bosques, en la Patagonia. Una prueba de resistencia y voluntad. Una prueba para romper los límites personales. Una experiencia única!

Así comenzaba una aventura que duró un año, desde febrero de 2013, hasta febrero de 2014.

Cuando leí el artículo y vi el vídeo, enseguida supe que tenía que hacer esa carrera. No por la competencia, ya que lógicamente no tenía chance de ganar al no ser corredor profesional. Pero sí, para conocer lugares remotos que de otra forma no podría hacerlo. Vivir una experiencia única de superación, nada más ni nada menos que cruzando los Andes a través de los volcanes.

El Cruce de los Andes… ¿es para mi?

Al principio dudé. Pensaba que no era para mí. Pero quería hacerlo, y como se dice por ahí… querer es poder!

Y no estaba solo. Éramos cinco en total. Aunque con el pasar de los meses solo quedamos dos (Pablo y yo), y de mi parte, casi que me retiro a último momento.

En marzo estaba decidido (aunque soy de los que cambian de opinión rápidamente) de hacer El Cruce Columbia.

Y sin perder tiempo, incluso antes que estuviera la información de la edición 2014 disponible, y aún sin abrirse las inscripciones, comencé a entrenar.

Con un pequeño inconveniente. Uruguay es prácticamente todo llano, la altura máxima llega a poco más de 500 metros, y en Montevideo solo tenemos la rambla para poder entrenar.

Empecé el entrenamiento en lo poco que tenía en Montevideo, y para mi sorpresa, no era capaz de correr ni siquiera un kilómetro, enseguida me quedaba sin aire 🙁

¿Cómo podía participar de una carrera en las montañas, de 3 días, con 100 km de travesía, sino era capaz de correr un kilómetro en lo llano, faltando 11 meses para la carrera?

¿La respuesta? Sencilla.

Esforzarme, confiar en mí mismo, creer en el objetivo, y superarme.

¿Resultado?

Semana a semana, mes a mes, mis piernas empezaron a responder de otra forma, mis pulmones trabajaban mejor. Un km? Lo corría fácil. Y ya no era uno, ni dos, ni tres. En solo tres meses era capaz de correr sin parar más de 10 km.

¡Querer es poder!

Llegó junio, el punto de no retorno. Era la última oportunidad de desistir, y casi que lo hago.

Quería ir de viaje a otro continente, y si participaba de esta carrera, el presupuesto seguramente no me diera para las dos cosas. Tenía que decidir, una o la otra. Y la decisión me llevó casi abandonar la idea de cruzar los Andes.

Pero repito, querer es poder.

el cruce de los andes

Museo Pablo Fierro – Puerto Varas

Me senté tranquilo en la computadora. Hice cuentas. Calculé presupuestos. Analice mis gastos e ingresos desde ese momento hasta un año después.

¿Conclusión? Presupuesto suficiente para… hacer las dos cosas!!

Tenía el dinero para El Cruce, y tendría el dinero para el viaje (el cual seguramente sea a mediados de año).

Últimos detalles (inscripción, pasaje, hotel y equipo)

En junio fue la pre inscripción, y en agosto el pago de la primera cuota con la cual la inscripción quedó confirmada, ya no había vuelta atrás.

Compramos los pasajes en LAN, haciendo Montevideo – Santiago – Puerto Montt, desde donde iríamos con un transfer hasta Puerto Varas, lugar de la largada.

Y reservamos alojamiento en Puerto Varas, en el Hotel Pinacoteca El Greco.

En los meses restantes nos dedicamos a continuar con el entrenamiento, el cual yo había frenado debido al frio (sí lo sé, me preparaba para una carrera de aventura en las montañas y paré de entrenar por el frio de Uruguay, cosas sin sentido de cada uno jaja) y que me había ido de viaje al norte de Chile.

Para agosto, luego del pago, retomé el entrenamiento, y me dediqué a elegir y comprar el equipo que necesitaba. Bastones, zapatillas de trekking, vivisac, camisetas, calza, short, mochila, bolsa hidrater, entre otros. Algunas cosas las compré en una tienda de deportes en Montevideo, y otras las traje de EEUU.

Mi primer tweet sobre El Cruce Columbia 🙂

 

Trayecto a través de los Andes

A lo largo de los meses, la organización continuó liberando información en lo que ellos llamaban “las cartas”, las cuales en total fueron cuatro.

En ellas, vimos que el trayecto final quedó definido, desde Puerto Varas (Chile), hasta Villa La Angostura (Argentina), en tres etapas:

Etapa 1: 39 km – Volcán Osorno
Etapa 2: 30 km – Volcán Puntiagudo
Etapa 3: 30 km – Volcán Casa Blanca

El entrenamiento seguía avanzando, mi cuerpo respondía de una forma totalmente diferente a como lo hacía en marzo cuando no era capaz de correr ni siquiera 1 km.

Para enero era capaz de correr dos horas continuas a buen ritmo. Pero por diferentes motivos, en enero solo pude salir a correr dos veces!! O sea… nada!

Estaba bastante preocupado, y no sabía si con lo que había entrenado sería suficiente para cruzar los Andes, sin duda, la mente jugaría un papel fundamental.

No era lo mismo correr dos horas continuas en lo llano, que correr durante tres días en las montañas un total de 100 km.

Pero ya estaba jugado, ya estaba en el baile, ahora había que bailar… y hacerlo bien!

¿Quieres Leer los Otros Capítulos?

Tips Para El Cruce

Encontrar vuelos y hoteles baratos es un desafió, y casi un arte. De los vuelos ya hablamos en los post sobre buscar vuelos baratos, aerolíneas low cost, y como acumular millas. Ahora es el turno de los hoteles! Lamentablemente no hay una guía paso a paso que se pueda seguir…
Desde Montevideo a Puerto Varas El 04 de febrero salimos rumbo a Puerto Varas en un vuelo de LAN, con una escala en Santiago y destino final Puerto Montt. Desde Puerto Montt iríamos en transfer hasta Puerto Varas. Antes de salir, en el aeropuerto de Carrasco en Montevideo, conocimos a…

4 Responses to Bitácora 17, Día 0, El Cruce de los Andes… A Pie!

  1. Genial lo tuyo, un grande con todas las letras!!!

    Te felicito Andrew!

    Lore

  2. Marga Agosto 12, 2016 at 19:13 #

    Andres me encanta tu ayuda yo me estoy preparando para columbia 2018 para mi un gran desafio …hace poco estuve en una charla pero sali de ahi con la sensacion de no saber nada…..asique mil gracias ….sos una gran ayuda

    • Andrés Vögler Agosto 12, 2016 at 20:39 #

      Adelante Marga, vale mucho la pena esa aventura. Se la recomiendo a todos. Yo me metí en eso sin saber nada del tema 🙂

      Saludos

Deja un comentario