Bitácora 17, Día 6, Etapa 3 El Cruce Columbia 2014

Se Acercaba el Final

Lo que había vivido hasta ese momento había sido increíble. Una Etapa 1 muy extrema, una Etapa 2 improvisada debido al clima, pero “suave”. Desde estar a punto de abandonar, hasta estar seguro que iba a completar El Cruce de los Andes Columbia 2014… había pasado por muchas cosas en solo dos días.

Pero finalmente, comenzaba  el día más esperado, el día de cruzar la meta, de cumplir un nuevo objetivo… o no.

Muy temprano en la mañana, aun sin haber salido el sol, comenzaba la preparación.

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_27

Previa a la largada en el camp 2

Cambiarse de ropa y juntar el equipo de carrera, despachar la mochila grande, desayunar y emprender viaje al lugar de la largada de la Etapa 3.

Según la organización, tendríamos unos 25 km de trayecto, un poco menos de lo que habían anunciado en la previa de la carrera.

Estábamos en el Camp 2, prontos para emprender esta última etapa, este último esfuerzo.

Largada Etapa 3 El Cruce de los Andes

Alrededor de las 8 am largamos, y se notaba que éramos muchísimos menos de los que habíamos largado dos días atrás en la Etapa 1. Durante las tres etapas hubo un total de 40% de abandono.

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_7

Largada de la Etapa 3 desde el helicóptero. Ya eramos muy pocos corredores.

Nuevamente, no tenía idea con que me iba a encontrar, pero estaba seguro que iba a completar esta etapa, y por lo tanto El Cruce de los Andes Columbia. La Etapa 1 había sido tan difícil para mí, que haberla superado me había dejado con la autoestima por los aires jaja. Si aquella Etapa de 46 km no pudo frenarme, nada lo haría 😉

El principio de la Etapa 3, en mi opinión personal, fue un poco aburrida. Todo en subida, lindos paisajes sí, pero no me entusiasmaba mucho, aunque mi impresión cambiaría, cambiaría al punto de poder decir que fue la mejor de las tres!!

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_2

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_22

Volcán Puntiagudo, Chile

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_48

Corriendo en las nubes… como si estuviera en el cielo.

En la Cima de los Andes

No recuerdo exactamente los tiempos, pero fueron más de dos horas subiendo, al principio, por pistas de sky, y en ocasiones desviándonos a través de los cerros.

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_9

Parecemos un camino de hormigas, en una subida muy agotadora sobre ceniza volcánica.

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_23

La subida fue dura, con algunas bajadas de vez en cuando, aunque nada fáciles ya que te ibas enterrando entre las piedras y ceniza volcánica, y al ser muy empinadas tenías que controlar la velocidad para no enterrarte de cabeza jeje

Pero la recompensa por haber superado esas subidas fue alucinante…

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_32

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_30

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_11

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_1

La Recta Final

Continuamos subiendo algunos metros más, hasta que en el punto más alto de la Etapa 3, una de las guía de montaña nos dice… “ya está chicos, se terminó, lo lograron. Les quedan 11 km en bajada!”. ¡¡F E L I C I D A D!!

Pero sabía, que aun había que hacer esos 11 km, podía pasar cualquier cosa. Todavía no era el momento de festejar.

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_16

Apenas se nos veía desde el aire cruzando las montañas. Un lugar inhóspito.

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_20

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_28

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_39

Corriendo al borde del precipicio 🙂

Apenas comenzamos a bajar, me di cuenta que no era fácil. Las bajadas eran muy empinadas, te enterrabas entre la mezcla de ceniza volcánica, tierra, y piedras… y encima esquivando las grandes piedras que se escondían debajo de ese manto de ceniza y pedregullo.

Si caías, tenías grandes posibilidades de terminar la carrera en ese mismo lugar, el golpe seria fuerte, sobre todo por la velocidad a la que bajábamos.

Pero todo iría mejorando. Las bajadas empinadas y en “alta velocidad” se terminaron, y entramos a un bosque fabuloso. Una maravilla.

Motivado y Lastimado Me Acercaba al Final

Hice lo que nunca pensé que podría hacer. Durante todo el año de preparación, pensaba que haría la última etapa caminando, pero no, ahí estaba, corriendo a todo ritmo, en un paisaje fabuloso, y contento por haber superado los momentos difíciles de los días anteriores.

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_19

Como te podrás imaginar, el bosque tampoco fue fácil… pero como lo disfruté… como me divertí!!

Alucinante correr en ese lugar. Cruzando pequeños arroyos, agua cayendo de las montañas, puentes de madera, barro (en medida justa), naturaleza, aire puro, bromas y compañerismo entre los corredores… 10 puntos!

Esos 10 últimos kilómetros fueron los mejores. Por el lugar, por lo superado anteriormente, y porque la meta estaba cerca.

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_41

Peeeero… si no se me complica la carrera, si no me pasa algo… no soy yo jaja

Hacía varios kilómetros  que iba con dolores en uno de los pies, y faltando unos 6 a 5 kilómetros para el final, tuve que parar. Ya no podía correr. Cada tanto, pasaba por algún arroyo de agua fría, me aliviaba el dolor de las heridas y podía correr otro poco.

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_44

Tenía energía para correr hasta el final, algo que nunca pensé que lograría, pero el dolor de las heridas en uno de los pies eran demasiado, tuve que caminar.

Felicidad Absoluta

Y así se pasaron los últimos 6 kilómetros, caminando, tranquilo, disfrutando el momento.

Créeme que de verdad me dolía, era bastante feo. Pero se siguió adelante, a paso firme, con la meta fija en mi cabeza, no había naaaaaada que pudiera pararme ahora.

Y ni siquiera ese dolor pudo pararme al ver algunos cientos de metros más adelante ese sueño que iba a cumplir…

Ahí estaba, la llegada, la meta, un sueño, el finalizar una de las cosas más difíciles que había hecho en mi vida.

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_51

¡Corrí los últimos 200 metros y pasé la meta como una carrera manda!

Hasta hoy me cuesta creerlo.

Una Etapa 3 con un tiempo total de poco más de 5 horas. Y pensar que tuve que caminar los últimos 6 kilómetros, sino, quien sabe, 4 horas tal vez? Probablemente 🙂 estaba lleno de energía.

Se hacía difícil creer que se había terminado, con una felicidad que puedo comparar cuando salté en paracaídas o llegue a la cima del Huayna Picchu.

Aunque aún faltaba un último paso.

Sueño Cumplido

Desde el lugar de la llegada, nos trasladaron en ómnibus hasta la llegada simbólica, lugar donde esperaban las familias, periodistas, etc.

Esos 15 a 20 minutos en bus fueron terribles. Al enfriar el cuerpo empezaron los dolores. No te puedo explicar lo difícil que fue bajar las escaleras del ómnibus jaja

Pero bien, se pudo, pasamos la meta!!!!

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_49

Medalla al pecho y sobre todo…

SUEÑO Y META CUMPLIDOS!!! CRUZAMOS LOS ANDES CAMINANDO!!!! 100 km, 3 días!!

¿Fue difícil? Sí, y mucho.

Pero más allá del entrenamiento, o de la experiencia en este tipo de carreras, que obviamente no teníamos, creemos que nuestra mejor arma fue el desconocimiento de lo que íbamos a tener por delante.

Cuando empezamos esta aventura, no teníamos idea de con que nos íbamos a encontrar. Y esa ignorancia, fue la mejor herramienta.

Abajo te dejo lo que escribí en mi facebook luego de completar El Cruce Columbia:

“Fue lo más difícil que he hecho en mi vida… pero una experiencia sin igual! Al final de la etapa 1 estuve a punto de abandonar, estaba destruido después de 46 km en las montañas. No quería abandonar, por más que el cuerpo me dijera lo contrario. Y como se dice, los límites están en la cabeza de cada uno.

Me levanté al otro día, terminé, me levanté al siguiente y completé El Cruce de los Andes, 100 km a través de los volcanes. Fue mucho más difícil de lo que imaginé, y no sé si lo haría de nuevo, pero fue increíble!!!! Muchos abandonaron, o no pudieron completar las tres etapas, por lo que estoy muy contento de haber llegado hasta el final!!

Mañana regreso a Montevideo, y pronto les contaré todos los detalles en el blog, del viaje en el que más cosas aprendí”

El_Cruce_de_los_Andes_Columbia_Chile_50

Como prometí en ese mensaje, acá esta toda la info del viaje. Un viaje y aventura muy difícil, hecha para aquellos que quieren superar sus propios límites, y descubrir que pueden llegar mucho más lejos de lo que creen.

Cuando alguien me vuelva a decir que algo es difícil, imposible o de locos… sé que lo mirare diferente.

Todo se puede, pero no basta con simplemente querer. Hay que prepararse, dar un salto a lo desconocido para enfrentar los miedos y dudas, recorrer el camino hacia el objetivo, y perseverar en los momentos difíciles. Siempre, creer que se puede, por más imposible que parezca.

Próximo objetivo…. ¿Aconcagua? 😉

¿Quieres Leer los Otros Capítulos?

Tips Para El Cruce

No Pintaba Bien... a un Paso de Abandonar la Carrera Una primera etapa durísima con frío, lluvia, mucho barro y más de 46 km; me habían dejado bastante dolorido y cansado, al punto de no saber si hacer la Etapa 2, e incluso la 3. Me había alimentado bien, tomé…
Se había terminado. Una de las aventuras más grandes de mi vida había llegado a su fin. Había cruzado los Andes, desde Chile hasta Argentina, caminando. Tres etapas, tres días, con un total de 100 km. Un nuevo día comenzaba, y con él, la cuenta regresiva. Eran las últimas 24…

10 Responses to Bitácora 17, Día 6, Etapa 3 El Cruce Columbia 2014

  1. marice agosto 1, 2014 at 01:52 #

    Muy bueno tu relato Andrés.

    En Diciembre de 2012 viví una experiencia similar. Complete La Misión Race, 160 Km en una carrera de montaña de autosuficiencia. Primera vez que corría una carrera de montaña de esa distancia. Primera vez que viajaba fuera de mi país, primera vez que veo nieve además, aunque había entrenado nunca había hecho más de 30 Km seguidos en montaña antes del día de la carrera.
    Y solo una combinación de valor e inocencia nos puede llevar, sin experiencia a hacer cosas de ese tipo.
    Terminé la carrera exitosa mente en unas muy largas 70 horas, con esguinces en los dos tobillos. Pero la convicción de que puedo hacer cualquier cosa que me proponga me acompañará siempre.
    Un abrazo desde Venezuela.

    • Andrés Vögler agosto 4, 2014 at 16:47 #

      Hola Marice! Felicitaciones por el desafío superado!! 🙂
      Y tienes razón, la inocencia es fundamental jaja
      Yo me enteré de la existencia de La Misión Race durante El Cruce, tengo ganas de hacerla!
      Te mando un abrazo y a por más desafíos!!

  2. Flaco balbi agosto 17, 2014 at 20:28 #

    Andres me encanta tu relato,siempre decimos no se puede (como no se puede) si no lo intentamos un abrazo a la distancia y suerte en lo que tenes planeado…el flaco balbi…

    • Andrés Vögler agosto 21, 2014 at 23:09 #

      Muchas gracias!! Tal cual, hay que intentar, por más difícil que parezca. Si hay voluntad todo se puede 🙂

  3. Enrique agosto 25, 2014 at 05:46 #

    Felicitaciones por el relato. Excelente y muy detallado. Con mi sra somos fanáticos de los viajes a lugares extraños y del running. Yo ya corrí un maratón de calle acá en uruguay y mi sra. Media. Estamos muy interesados en el cruce 2015 o creo sería mejor en 2016 ya que tenemos un bebe chico. Cualquier otra info que me puedas mandar por mail te agradezco. Nuevamente felicidades por el desafío cumplido y por la tan detallada explicación de todo. Agradezco cualquier info que tengas ya que sí o si lo vamos a hacer.

    • Andrés Vögler agosto 25, 2014 at 17:22 #

      Hola Enrique!
      Muchas gracias por las felicitaciones! Es una aventura increíble.
      Deben esperar al 2016, ya que las inscripciones para 2015 ya pasaron.
      Toda la info que tengo está publicada acá en el blog. Pero alguna duda puntual que tengan me preguntan.
      Yo en 2016 voy de nuevo! 🙂
      Saludos!

  4. Matías Callone (@VisionBeta) agosto 26, 2014 at 01:46 #

    Muy bueno, me encanto la experiencia….hasta me lo pienso. Felicitaciones!

  5. Oscar agosto 13, 2017 at 19:44 #

    Hola Andrés un gusto conocerte y muy útil tu aporte. Tengo intenciones de participar en 2018.Quisiera hacerte una pregunta, el vivisac lo llevas durante la travesía o va despachado con el colchon para los campamentos. Desde ya muchas gracias.

    • Andrés Vögler agosto 22, 2017 at 12:49 #

      Hola Oscar! Va contigo durante la carrera porque es para un caso de emergencia.

      Saludos!

Deja un comentario