Bitácora 19, Día 8, De Agra a Jaipur en Tren

Llegaba el momento de despedirme de Agra y continuar hacia la tercera y última ciudad del Triángulo de Oro… Jaipur.

El día anterior había comprado mi pasaje de tren vía web, lo cual ya te contaré en otro post como hacerlo, es un proceso un poco largo para los extranjeros.

Pasaje Agra – Jaipur

Tenía mi pasaje marcado para las 7:30 am, desde Agra a Jaipur, unas 5 horas de viaje.

de agra a jaipur

Acomodándome en mi litera, en el tren

Pagué caro por el pasaje ya que elegí una de las mejores clases, además tuve que comprar de los pasajes reservados para turistas, que son más caros, ya que no quedaban de los comunes.

Me terminó costando poco más de 1.000 rupias.

Cariiiiiisimo dijeran algunos… pero cuando convertimos de moneda, nos queda en unos usd 16. En mi opinión, sumamente barato, y eso que pagué más del doble de lo que se suele pagar habitualmente.

Como te decía, a las 7:30 tenía mi tren. Así que me levanté temprano para hacer el check out en el hostel y buscar un tuk tuk que me llevara hasta la estación de tren.

El Timo del Cambio

Pero al hacer el check out trataron de engañarme con el cambio, típico timo en India. Es muy normal que te lo hagan.

Le pago al recepcionista y me empieza a dar el cambio. Cuando termina, me quedan faltando 100 rupias. Y como haciéndose el desentendido se pone atender a otras personas que estaban entrando al hostel.

Tuve que decirle varias veces que faltaban 100 rupias… hasta que no pones el tono fuerte, enojado, no te prestan atención. Ahí me dijo “si lo sé, tranquilo, estoy buscando”. Recién ahí volvió agarrar la billetera para buscar las rupias que faltaban.

A ver, 100 rupias no son nada, menos de dos dólares. Aunque en India se pueden comprar bastantes cosas con eso.

Lo que me molestó, es el timo en sí, el que me quieran engañar, y más a esa hora de la mañana donde hasta dudé si yo tenía razón… el sueño era terrible.

Pero sobre todo, me molestó que fuera en la recepción del hostel de una cadena muy reconocida en el Triángulo de Oro. Una cosa es que lo hagan en la calle, algún vendedor ambulante, un tuk tuk, etc… pero no un hostel reconocido.

La cadena se llama Zostel Hostels. Tienen en Delhi, Agra, Jaipur y en algunas otras ciudades del norte.

Agra_Zostel

El hostel estuvo muy bien, limpio, cómodo, buena conexión a internet, cerca del Taj Mahal… lastima el recepcionista que le quitó bastantes puntos al lugar.

A la Estación de Tren…

Bueno, dejando de lado ese pequeño mal momento en la mañana, me fui a la estación.

A las 7:00 ya estaba ahí. Una estación muy muy precaria, de las peores que he visto.

Pero mi mayor problema fue que nadie sabía indicarme cual era mi tren. No había ninguna clase de señalización (o por lo menos no en inglés). Y a la gente que le preguntaba, apenas hablaba dicho idioma.

Para colmo, había un pizarrón con los horarios de los trenes, pero la letra era ilegible.

Tenía dos trenes parados en la estación, a punto de irse, ya eran casi las 7:30, y yo no tenía idea de cuál era el mío y nadie sabía decírmelo.

Por ahí alguien me dijo que el mío no había llegado y que estaba retrasado media hora… esa media hora se convirtió en dos horas. Esas dos horas en tres. Hasta que finalmente, 6 horas, sí, 6 horas después de la hora programada, mi tren llegó.

Desde las 7:00 hasta las 13:00 estuve en la estación esperando.

Mis compañeros de espera

Mis compañeros de espera

Ya me habían dicho que la puntualidad no es su fuerte, pero… ¿tanto?

En fin, de todas formas, en los viajes siempre se aprovechan los tiempos muertos para hacer amigos.

Un fotógrafo iraní que no me habló muy bien del gobierno de su país, diciéndome que se va mudar para Francia porque en Irán se siente preso, hasta unas viajeras que tenían el mismo tren que nosotros, solo que ellas llegaron sobre la hora… la segunda hora, a las 13:00.

¿Pero cómo sabían del retraso?

Resulta que en el sitio web de la empresa de trenes te dice el horario de llegada del tren. Fueron chequeando eso, cuando vieron que estaba llegando se fueron a la estación… haberlo sabido antes.

Finalmente, a las 13:00 subimos al tren… peeeeero, sabía cuál era el tren, ahora, ¿cómo encontraba el vagón y mi litera?

Caminando entre vagón y vagón, algunas personas me mandaban para el vagón de adelante, y otros me decían que volviera… una desorganización muy grande.

Hasta que apareció un funcionario del tren que me llevó a mi lugar.

Una pequeña (muy muy pequeña) sala para cuatro personas, con dos literas en cada pared, una almohada y algo para cubrirte, y una cortina por supuesto…. Esa era la segunda clase. No quiero imaginar lo que era la turista.

Me acomodé en mi litera y me dormí, para esperar el arribo a mi destino 5 horas después.

India_Tren

Las literas del tren

A las 18:00, 6 horas más tarde de lo que tenía planeado, estaba llegando a Jaipur.

Me había perdido un día entero por culpa del tren.

Pero bueno, valió la experiencia 🙂

Por más que este post suene un poco negativo, la experiencia del tren fue muy buena, desde el punto de vista de la experiencia en sí, no del servicio. No se puede ir a India y no andar en tren.

Sí, se atrasó, perdí un día entero, es desorganizado, te pone nervioso porque nunca sabes si lo vas a perder, es incómodo… pero es India, es su forma de vida, y hay que experimentarla.

Muchos viajeros aman los trenes indios, para mí, con una vez fue suficiente jeje de ahí en más, cambié los super económicos trenes de India, por Air India, lo mío es el aire, de aeropuerto a aeropuerto.

Los vuelos dentro de India son muy económicos. Evitas el estrés del tren y vas muuuuucho más rápido.

Pero de nuevo… no te me vayas a ir de India sin subirte en una línea de tren 😉

El día anterior había vivido uno de mis grandes días viajeros, el día que cumplí el sueño de conocer el Taj Mahal. Pero luego de cumplir ese sueño, no me fui, me quedé en Agra, sin un plan exacto. Ya había visitado los dos principales lugares de esa ciudad, el…
Luego de un largo viaje en tren desde Agra el día anterior, llegaba el momento de terminar el recorrido por el Triángulo de Oro. Ya había visitado Delhi y Agra. Ahora, era el turno de Jaipur. Jaipur es la capital del estado de Rajasthan o Rayastán, que llega hasta la…

4 Responses to Bitácora 19, Día 8, De Agra a Jaipur en Tren

  1. Mario Santacoloma febrero 2, 2017 at 13:22 #

    Hola, gracias por tu Bitácora de la india.
    Viajo en o días para allá, con un colega y quisiera saber como comprar el tíquete de tren vía internet entre Agra y Jaipur. Locuelos tardan un día y medio en llegar….
    Cual es la zona que consideras debamos alojarnos en Jaipur y los lugares mas importantes para conocer en 2 días
    Igualmente si sabes de Varanasi la zona de un buen hotel o igualmente la zona para disfrutar la ciudad
    Gracias

  2. Lucas marzo 6, 2017 at 16:49 #

    Hola Andres, excelente tu pagina, muy claro todo!
    Una consulta, qué “plan B” se te ocurre en caso de que el tren tenga mucha demora? Te explico, yo tengo que ir de Agra a Delhi a tomar un vuelo la semana que viene, pero estoy muy ajustado con los tiempos… Probaste viajar en Bus? Son mejores o peores que los trenes? Digo por los tiempos mas que nada, a la incomodidad me la banco! jaja
    Saludos!

    • Andrés Vögler marzo 7, 2017 at 17:05 #

      Hola Lucas,

      Me acuerdo que fui en taxi hasta Agra y me salió bastante barato compartiendo.

      En bus no probé, pero saliendo con tiempo no creo que tengas problema.

      Saludos!

Deja un comentario