Bitácora 19, Día 4, Nueva Delhi y Old Delhi

Luego de pasar la mañana conociendo el Complejo Qutb con su increíble torre Qutab Minar, decidí continuar por el centro de Nueva Delhi, buscar un lugar donde almorzar y en la tarde seguir hacia Old Delhi.

Nueva Delhi es la ciudad construida durante la época colonial, por los ingleses.

Nueva Delhi

Mientras que Old Delhi es la parte antigua de la ciudad, que aún mantiene el estilo de vida indio.

India_Delhi_11

Un contraste impresionante.

Connaught Place

Como te contaba en el post anterior, el metro es la mejor forma de moverse por Delhi.

Desde Qutab Minar me subí en la línea amarilla para bajarme en el centro de Nueva Delhi, lugar llamado Connaught Place.

Connaught Place es la principal zona comercial y financiera de Nueva Delhi.

Una zona construida en tres anillos con 8 avenidas haciendo de radio, con el Delhi´s Central Park en el centro.

India_Delhi_10

Muchas tiendas, ropa de marca, los típicos MC Donals, Dunkin Donuts, entre otras cadenas internacionales, además de restaurantes locales, pubs, y por supuesto, los puestos de feria con sus imitaciones de las marcas más conocidas.

También hay varios cines donde ver alguna película de Bollywood.

Bollywood… el cine indio

Bollywood es como se le denomina a la industria cinematográfica de la India, una mezcla de las palabras Bombay y Hollywood.

Así como Hollywood está ubicado en Los Ángeles, Bollywood tiene su base en Bombay (también conocido como Mumbai).

Las películas de Bollywood son muy curiosas, para mi gusto, muy cómicas, aunque ese no sea su género. No pude parar de reírme, definitivamente no sé interpretar el arte indio.

Son películas llenas de musicales y danza. Pero MUCHOS musicales durante toda la película.

Si tienes la oportunidad, no te pierdas de ver una buena producción de Bollywood 🙂

Aca te dejo el trailer de la peli que vi en Delhi… “Zindagi Na Milegi Dobara“, en español: “Solo se vive una vez”:

Delhi´s Central Park

Uno puede pasar horas recorriendo todos los anillos de lo que sin duda alguna, es la zona más occidentalizada de toda India.

Como sabrás, no soy de hacer compras, de hecho, con el tema del minimalismo en el que ando metido, ya no compro nada en mis viajes, ni siquiera un pequeño souvenir.

Por lo tanto, no estuve mucho tiempo en Connaught Place, solo lo suficiente para dar unas vueltas y almorzar.

Lo que más me gustó fue el Delhi´s Central Park.

Como decía, el Central Park se encuentra en el centro de las circunferencias formadas por los anillos.

Un gran espacio verde donde desconectarse un poco del caos de la ciudad.

India_Delhi_9

El primer día que fui al Central Park era domingo, por lo que estaba lleno de personas leyendo, escuchando música, parejas, grupos de amigos, o simplemente tomando sol acostados en el pasto.

Se notaba que la gente que frecuenta ese lugar es de una clase social alta, y además, lleno de jóvenes.

Pude ver que es el típico paseo de domingo en Nueva Delhi, así como en Montevideo es ir a la rambla.

Un buen lugar para ver la forma de vida en la capital, que para mi sorpresa fue bastante diferente a lo que me esperaba.

Como que no vi la India que esperaba ver o la que me encontraría luego.

No había mucha diferencia con la vida en occidente, o por lo menos, en esa parte de la capital.

Pero unos 15 minutos después, todo cambiaría, y mucho.

Old Delhi

Mi próxima parada era Old Delhi, la antigua capital India.

Si bien podía tomar el metro, decidí caminar para ver de cerca la forma de vida en India.

Uno de mis objetivos en ir a Old Delhi, era para llegar hasta el Red Fort.

Miré mi GPS, marqué la ruta, y me preparé para dejar Connaught Place rumbo al Red Fort.

Cuidado cuando te paren para conversar

Pero, un señor, bien vestido, educado, me para y me pregunta de donde era, que hacía en India, etc, etc, una charla normal, de las que me gusta tener con la gente local.

Íbamos hablando mientras caminábamos.

Hasta que me pregunta a donde iba, y le digo que al Red Fort.

Y ahí empieza, “no, no vayas por ahí que es muy peligroso.” “En esa zona te van a robar”. “Ven conmigo que yo conozco quien te puede llevar de forma segura”. ¡¡Aja!! Ahí estaba el truco…

Quería convencerme de que me iban a robar, que la zona no era segura, para llevarme a una agencia y que yo contratara un tour, donde obviamente él cobraría comisión.

Ya me había pasado algo similar con el taxista desde el aeropuerto al hostel.

Y esto mismo, de personas acercándose hacerte preguntas para decir que no es seguro o que los templos están cerrados, etc, etc, me pasó varias veces.

Por suerte, ya he aprendido a detectar las mentiras en los viajes 🙂

Cuando veía que iba por ese lado, simplemente dejaba de hablarles o les decía que se fueran… pero no en buen tono, este tipo de mentiras y engaños sacan la peor parte de mi jeje

Avisado estas, ignora a esta gente, Delhi es una ciudad donde no tuve ningún problema de seguridad.

Bueno, retomando la caminata…

Seguí mi camino rumbo al Red Fort, y por supuesto, para eso tuve que internarme en Old Delhi… de repente, estaba en otro mundo, estaba en India.

Mi primera impresión fue pensar para mí mismo… ¿Dónde me metí? Acá me van a robar.

Era la típica imagen de la favela brasilera, o peor.

Pero nada más lejos de la realidad.

Comencé a perderme en sus calles, en sus callejones, a ver la auténtica India.

Caótica, pobre, curiosa, muy poca higiene, sin infraestructura, calles de tierra, vacas por todos lados, calles imposibles de cruzar, vendedores de lo que pidieras, tuk tuk, especias, muchas especias, comida callejera… todo un nuevo mundo por descubrir.

Y a pesar de todos sus problemas, de la multitud de gente, de lo feo a la vista, no tengo nada que decir sobre la seguridad. Nada.

Por no ser de ahí, llamaba la atención y todos me miraban (no te asombres si te paran en la calle para pedirte que te saques una foto con ellos) pero no tuve ningún problema.

Ni en Delhi, ni en ninguna parte de India.

¿Qué hacer en Old Delhi?

Bueno, en primer lugar… perderse.

Por sus calles, por sus puestos de venta, entre su gente, en el tránsito, donde cruzar una calle es toda una aventura en la que vas volviéndote experto día a día; desafiar el paladar con sus comidas callejeras picantes,  tomar un chai, dejar que los indios se saquen fotos contigo, sentirte una celebridad y reírte con ellos; andar en rickshaw (tuk tuk), mejorar tus habilidades en el regateo… disfrutar del caos y de lo diferente.

India_Delhi_15

Los baños públicos...

Los baños públicos…

Pero Old Delhi, también tiene sus puntos importantes… el Delhi´s Red Fort y la mezquita Jama Masjid.

Mezquita Jama Masjid

Mi primer objetivo fue la Mezquita Jama Masjid, objetivo fallido, ya te contaré porque.

Jama Masjid es la mezquita más grande de la India, es imponente. Más de 6 años para construirla, finalizando en 1656.

India, durante la época de los diferentes imperios que se sucedieron, estuvo dominada por musulmanes. De ahí, la existencia de tantas construcciones islámicas.

Incluso hoy en día, se calcula que el 15% de la población es musulmana, unos 180 millones de personas.

Por eso, en India SÍ se come carne de vaca. No es lo normal, pero en los barrios de mayoría musulmana se vende… 180 millones de personas no es como para llevarle la contra.

India es el segundo país con más musulmanes, detrás de Indonesia.

India_Jama_Masjid

Volviendo a lo que te contaba arriba, ¿por qué fue un objetivo fallido?

Llegar fue fácil, hoy en día con el GPS no hay excusas 😉 (por si te interesa, yo uso Here Maps con Windows Phone).

Pero cuando fui a entrar me querían cobrar un ticket.

La entrada es gratuita, pero si te ven con cámara, debes pagar 150 rupias por cada cámara. Algo normal en toda India.

Y 150 rupias es muuuy barato, pero calculé mal y no tenía suficientes rupias para pagar el ingreso a la mezquita, y luego la entrada al Red Fort el cual era mi próximo objetivo.

En Old Delhi no había forma que encontrara un cajero, por lo que opté por no entrar y dirigirme al Red Fort.

La verdad, los templos religiosos son totalmente prescindibles en mis viajes.

Horarios:

8:30 a 12:30 y 13:45 hasta la puesta del sol.

Los viernes de 12:00 a 14:00 permanece cerrada.

NOTA: Mujeres, recuerden cubrir hombros y piernas.

Cuidado cuando te pidan dinero de tu país

Y antes de irme me pasó algo curioso, que se repetiría por varios lugares de India.

Se me acerca una chica india, algo que ya de por si, en India no es normal.

Me empieza hablar muy simpáticamente (típico cuando se viene algún pedido), me preguntaba que hacía, de que país era, como era Uruguay, etc, y yo pensando a donde iba todo eso, estaba con mis 5 sentidos atentos esperando la trampa… y llegó.

Me preguntó si tenía dinero de mi país, que ella coleccionaba y le gustaría tener. Le dije que no, e insistió… “te lo cambio por rupias, solo lo quiero para mi colección”.

La verdad, en ese momento no tenía dinero de Uruguay conmigo, y aunque lo tuviera no le hubiese dado, sabía que algo extraño pasaba.

Se despidió y se fue, y vi que había gente esperándola, y se fueron a buscar a otro turista desprevenido.

Esa fue la primera vez, pero me pasó bastante, en las tres ciudades del norte en las que estuve, Delhi, Agra y Jaipur.

La única teoría que tengo, es que las rupias que te den sean falsas. O te hagan el cambio a favor de ellos.

Es un pequeño timo, pero un timo al fin al cabo.

Red Fort

India_Delhi_13

Dejando atrás la mezquita, seguí mi camino hacia el Red Fort, uno de los lugares que más me interesaban.

El Delhi´s Red Fort o Fuerte Rojo, queda justo en frente a la mezquita, pero no te confíes. Hay que caminar bastante debido a las dimensiones de la mezquita.

El Red Fort es Patrimonio de la Humanidad, y su nombre se debe al color rojizo de sus piedras.

Fue un Palacio de la capital musulmana llamada Shah Jahan, que luego fue absorbida por Delhi.

Anteriormente, la capital se encontraba en Agra, donde también existe un Red Fort, en mi opinión, mejor que el de Delhi.

El Red Fort se finalizó en 1638, luego de 10 años de obras. Ocupa casi 50 hectáreas, con una muralla de 6,5 km de largo y una altitud máxima de 33 metros.

India_Delhi_2

Una vez que traspasas las murallas (previo pago de 250 rupias), te encontraras con una inmensidad de jardines y varios templos y edificaciones interiores.

No lo recorrí todo, tenía unas expectativas más altas de este lugar, no fue lo que esperaba.

Pero me sirvió para descansar en los jardines, hablar con algunos locales, y disfrutar del día rodeado de ardillas 😀

Horario: abierto de martes a domingos, desde el amanecer hasta el anochecer.

¿Me recomiendas ir?

Sí, por supuesto. Que a mí no me haya sorprendido no significa que debas dejar de ir.

Es uno de los lugares básicos en una visita a Delhi.

Mi primer día recorriendo Delhi fue un poco desorganizado, y a pesar del cansancio provocado por el caos y el calor, India se disfruta, y hay viajeros que la aman.

¿Lo mejor del día?

Qutab Minar, sin duda alguna 🙂

Querido lector, hoy me tomo el día libre y te dejo en manos de otro blogger de viajes... Antonio G. Romero, español, y blogger en Inteligencia Viajera. Pero no solo blogger. Antonio es arquitecto de profesión, y como no, un viajero de larga data, con muchos viajes en su curriculum. Me enteré…
Tenía muchos planes para este día, varios lugares a los que quería ir. El Templo Lotus, Akshardham, Tumba de Humayun, entre otros. Pero hubo un pequeño error de calculo que me hizo cambiar todos los planes… los lunes, están cerrados casi todos los puntos de interés en Delhi. No había…
No comments yet.

Deja un comentario