Bitácora 19, Día 7, Perdido en los laberintos de Agra

El día anterior había vivido uno de mis grandes días viajeros, el día que cumplí el sueño de conocer el Taj Mahal.

Agra_Taj_Majal_36

Pero luego de cumplir ese sueño, no me fui, me quedé en Agra, sin un plan exacto.

Ya había visitado los dos principales lugares de esa ciudad, el Taj Mahal y el Red Fort.

Y como venía de días bastantes agitados, el largo viaje desde Uruguay, y los caóticos días en Delhi y esa ida de último momento a conocer el Taj Mahal, decidí que era momento de parar un poco, descansar, y además, aprovechar a trabajar.

Fatehpur Sikri

Por la tarde, pensaba ir a Fatehpur Sikri.

Fatehpur Sikri es una antigua ciudad mogol a 35 km de Agra, fue la capital de dicho imperio durante 14 años.

Para llegar a Fatephur Sikri podía hacerlo en taxi, o ir en ómnibus local.

Como no podía ser de otra forma, mi idea era ir en ómnibus.

Pero no nos adelantemos a los hechos.

Fatehput_Sikiri

Fui a desayunar con amigos del hostel y luego me puse manos a la obra con el trabajo.

También, aproveché para comprar el pasaje de tren desde Agra hasta Jaipur.

Y entre el trabajo, la comodidad del hostel, la gente con la conversaba y que seguía mejorando mi inglés, y las ganas que tenia de descansar mi cabeza del caos indio, terminé por cancelar mis planes de ir a Fatephur Sikri.

Encontré muchas opiniones sobre si ir o no. Algunos dicen que es de lo mejor en la región de Agra, otros, que no son más que unas simples ruinas.

Obviamente es muy subjetivo, según las experiencias que haya acumulado cada viajero alrededor del mundo.

Atardecer en el Taj Mahal

Luego de una mañana y tarde tranquila en Agra, decidí ir de nuevo al Taj Mahal.

Pero de esta vez, el plan era cruzar el río y sacar fotos desde afuera, al atardecer.

Me subí en un Tuk Tuk y le pedí que me llevara al Red Fort y desde ahí continué caminando al puente para cruzar el río.

Pero nunca llegué.

La situación hacia el puente estaba fea en todo sentido.

Esta imagen del Taj Mahal era la que quería obtener.

Esta imagen del Taj Mahal era la que quería obtener.

Por un lado, no lograba ubicarme con las calles, y el GPS estaba con mucho error y no me ayudaba.

El caos de gente, tuk tuk y autos era tanto, que no podía ni siquiera caminar por  la calle.

Y para completar, gente peleándose.

Decidí ir bordeando el río hacia el Taj Mahal, pero sin cruzarlo.

Me iba acercando al Taj Mahal, pero no encontraba ningún punto donde ponerme a sacar fotos. Hasta que llegó la noche y mis planes de ver el atardecer y el Taj Mahal se postergaron para otro viaje.

Perdido en Agra

Perdí de vista al Taj Mahal pero continué caminando, ya sin luces, no había iluminación pública en las calles.

Caminando, sin luz, y con un GPS que no funcionaba, me terminé perdiendo en los laberintos de calles y callejones.

Me había metido en lo más profundo de Agra, en la auténtica Agra. Nada de turismo, nada de carteles en inglés, calles llenas de agua y barro, gente mirándome atentamente, prácticamente sin iluminación, construcciones muy precarias. Era la viva imagen de una favela brasilera.

Dos horas dando vueltas por ese lugar, donde el inglés no predominaba.

Si en este lado del planeta vemos un lugar como el que vi ahí, da casi por hecho que te van a robar.

Pero no ahí, no en Agra, no en India. A pesar de lo feo que lo podamos ver nosotros, o las noticias que salen en los medios, India es un país seguro para el viajero.

Terminé este “paseo”, viendo a la gente, los mercados, las casas, la forma de vida, saludando a las personas, y a señas o con un básico inglés, hablando con los niños y jóvenes.

couchsurfing_6

Al principio, pensé que me iban a pedir o venderme algo como me había pasado hasta ese momento en India… pero no, de esta vez, me había encontrado con un pueblo autentico, y no aquel que quiere sacarle los dólares a los viajeros. Personas con una calidad de vida muy baja, pero curiosa y amigable.

Ellos sentían curiosidad, y solo preguntaban. De donde era, como era Uruguay, donde quedaba, etc. Muy lindas charlas.

Y casi sin darme cuenta, conversando, aprendiendo, y enseñando, volví a la avenida principal.

Lo que en un momento pensé que podía convertirse en uno de mis peores días, terminó siendo uno de los mejores.

Esa pequeña aventura por lo profundo de Agra, fue una de las mejores experiencias en India, pasé días y días pensando en todo lo que había visto.

Old Delhi es turístico comparado a lo que vi.

Contento por la gente que hablaba conmigo, y triste por la forma en que viven.

A pesar de todo el crecimiento económico de India, habrá décadas de mucho trabajo para lograr revertir esa situación que se extiende a lo largo y ancho del país… si es que algún día logran revertirla.

¿Quieres viajar por Europa? ¿Qué te parece hacerlo en tren? Y mejor aún… ¡en primera clase! Esa es la oportunidad que te traigo hoy de la mano de Rail Europe 🙂 Rail Europe es la principal empresa de trenes en Europa, presente en más de 45 países alrededor del mundo.En el…
Llegaba el momento de despedirme de Agra y continuar hacia la tercera y última ciudad del Triángulo de Oro… Jaipur. El día anterior había comprado mi pasaje de tren vía web, lo cual ya te contaré en otro post como hacerlo, es un proceso un poco largo para los extranjeros.…
No comments yet.

Deja un comentario