Lo que nunca te contarán sobre Brasil. Diogo, un paraíso escondido en Bahía

Querido lector, hoy me tomo el día libre y te dejo en manos de otro blogger de viajes… Antonio G. Romero, español, y blogger en Inteligencia Viajera.

Pero no solo blogger. Antonio es arquitecto de profesión, y como no, un viajero de larga data, con muchos viajes en su curriculum.

Me enteré de la existencia de Inteligencia Viajera en febrero, por parte del mismo Antonio. Justo estaba por irme a India y no pude chequear el blog, pero al regresar me llevé una grata sorpresa.

Muchos bloggers considerados “gurus” o que se autodenominan “profesionales” están a años luz comparado a lo que veo en Inteligencia Viajera.

Sabes que rara vez recomiendo algún blogger, y que difícilmente algún otro autor publica en Bitácoras de Viaje… creo que con eso te digo todo.

Ahora, te dejo para que disfrutes de este paraíso llamado Diogo, de la mano de Antonio:

Diogo, Brasil

Cuando emprendas tu viaje a Brasil,
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.

Y vete a Bahía. Si llegas a Salvador, puedes tomar la linha verde que te conduce hacia el norte a través de la costa.

diogo-brasil-1

Bájate en Diogo. No habrá parada de bus, solo una senda que te lleva a través de la selva. Sigue el camino marcado, no hay pérdida.

diogo-brasil-3

diogo-brasil-4

Atravesarás las aguas estancadas con ayuda de una pasarela de madera (que espero hayan restaurado un poco). En este punto divisarás las magníficas dunas blancas que te impiden la contemplación del mar.

diogo-brasil-5

diogo-brasil-6

diogo-brasil-7

Una vez llegado al primer montículo, súbelo. Al llegar a la cima, para.

Date la vuelta y contempla la selva de palmeras que has dejado atrás. La pasarela por la que has caminado sobre las aguas.

diogo-brasil-8

diogo-brasil-9

Y emprende de nuevo tu marcha hacia el encuentro con la playa.

Cruzarás por un pueblecito, ellos lo llaman Santo Antonio. Supongo que será por mi. Aquí puedes encontrar alojamiento muy económico si decides pasar más de un día en este maravilloso paisaje.

diogo-brasil-10

diogo-brasil-11

diogo-brasil-12

Saluda a los viandantes y a los burros.

diogo-brasil-14

diogo-brasil-15

Y al sobrepasar la última fila de palmeras pisa la arena. Es como harina.

De nuevo gírate y admira el desierto de dunas blancas que dejaste atrás.

Si el oleaje te lo permite, procura un hueco entre los cangrejos amarillos y zambúllete.

diogo-brasil-17

Al acabar el día, busca esa primera duna, súbete a su lomo para ver como el sol se oculta entre las palmeras dejando todo el cielo pintado de naranja y violeta.

El interminable desierto de dunas blancas y el inmenso bosque de palmeras merecen tu tiempo.

Brasil te brindó tan hermoso viaje.
Sin él no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque lo halles pobre, Diogo no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Ítacas.

¿Por qué Diogo?

En 2012 decidí irme durante casi 3 meses a conocer Brasil.

Quería aprender portugués y por supuesto, conocer las playas y las selvas de este inmenso país. Creía que 3 meses iban a ser suficientes para recorrer gran parte de Brasil, pero qué equivocado estaba…

Así que durante los meses de julio, agosto y septiembre de 2012 me fui solo, bueno con una mochila y una cámara réflex, a conocer todo lo que me fuera posible. Esta fue mi ruta:

A lo largo del país el paisaje cambia constantemente a cada paso. Fuertes contrastes dominan tu atención en cada ciudad, en cada cordillera, en cada playa.

Pero es en Diogo donde esta antítesis se hace más drástica. Aquí puedes encontrar un bosque inmenso de palmeras, humedales, un desierto de dunas blancas, una playa inabarcable a la vista de arena como harina, burros que te miran perplejos porque saben que eres o gringo, cangrejos amarillos que danzan lateralmente a tu paso, y una puesta de sol inolvidable.

diogo-brasil-16

Aquí está todo condensado, en un minúsculo punto perdido en el mapa de la costa bahiana que pocos conocen.

Yo llegué por casualidad, gracias a que una chica indígena me habló del lugar. Y tuve mucha suerte porque era temporada baja y estaba desierto. Tan solo encontré a la poca gente que vive por allí.

Quizá no es lo más bonito, ni lo mejor, pero para mi fue lo más auténtico junto con la Favela dos Guararapes y los Moteles.

Decidí contártelo aquí porque sé que la gente se salta esta parte del Estado de Bahía, que a mi me pareció espectacular. Al no ser demasiado conocida, aún conserva un punto extra de naturaleza virgen (más aún).

Así que no dejes pasar la oportunidad si vas por la zona.

Información útil

Si quieres leer más sobre Brasil, en Bitácoras de viaje ya se han escrito varios post al respecto, puedes verlos todos en este enlace.

Como he comentado la forma más sencilla para llegar a Diogo es desde Salvador de Bahía.

Una vez aquí:

  1. Dirígete a la Estación Central de Buses (Rodoviaria en portugués)
  2. Toma la el colectivo (autobús, bus) Linha Verde que recorre la costa Bahiana. Puedes pagar en la misma Rodoviaria o, si paras el bus en mitad de la ciudad (si, puedes hacerlo), dale el dinero al conductor (motorista en portugués) directamente.
  3. Hasta Diogo son unos 65 km así que compra antes un Guaraná o ceba tu mate y ve con paciencia. Es un bus denominado por los brasileños como “pinga-pinga” que quiere decir que va parando cada 3 minutos. A veces menos, a veces, con suerte, algo más.
  4. Cuando llegues a Praia do Forte recuérdale al conductor que te pare en Diogo, por si se le pasa
  5. Bájate al ver el cartel verde de Diogo y sigue las instrucciones marcadas en el recorrido fotográfico al comienzo de este post.

Bonus regalo

Andrés ya ha resumido magistralmente en el ebook “Cómo viajar con bajo presupuesto” un montón de trucos y recursos para ahorrar en tu viaje.

Yo también quería aportar mi granito de arena así que te dejo 25 formas prácticas para viajar sin dinero.

Además, si próximamente vas a lanzarte a una aventura, te dejo un checklist con todo lo que necesitas llevarte en un viaje para que no dejes nada imprescindible en casa. Viene con consejos para optimizar el peso y el espacio, así como recursos para hacer tu viaje más cómodo y seguro. También te regalo un ebook con los 12 pasos y 4 fases que vas a experimentar antes y durante el viaje. Puedes descargarlo todo gratis aquí.

Mis primeros momentos en Delhi fueron peleando para que el taxista me llevara al hostel que yo quería, y no a donde ellos cobran comisión. Además de tener que usar el siempre odioso y cansativo regateo. Cuando finalmente me acomodé en el hostel, decidí salir a recorrer el barrio. Lo primero, fue…
Luego de pasar la mañana conociendo el Complejo Qutb con su increíble torre Qutab Minar, decidí continuar por el centro de Nueva Delhi, buscar un lugar donde almorzar y en la tarde seguir hacia Old Delhi. Nueva Delhi es la ciudad construida durante la época colonial, por los ingleses. Mientras…

4 Responses to Lo que nunca te contarán sobre Brasil. Diogo, un paraíso escondido en Bahía

  1. Antonio G. junio 1, 2015 at 06:59 #

    Hola Andrés.

    Muchas gracias por abrirme las puertas de tu blog. Para mi ha sido un auténtico honor el abrirme a tus lectores para escribir algunas líneas sobre este paraíso perdido de Brasil.

    Espero que la información sea útil y alguien se pase por allí para disfrutar este paraje.

    Un abrazo

  2. Neyvis cot septiembre 9, 2015 at 23:03 #

    Que emocion, Cuanta belleza, gracias

  3. Silvia septiembre 20, 2015 at 06:07 #

    Hola Andrés
    Muchas gracias por la información y por lo profesional que eres.
    Mi pregunta es acerca de mochilas. Por ahora mis viajes serán de tan solo 1 o 2 días.
    Vivo en Suiza. Tengo casi 60 años. Mido 157 cm y peso menos de 50 kilos. He usado durante casi 40 años mochila de paseo y nunca tuve en cuenta sus características o mejor dicho, sí, miraba el color y que fuera práctica con los bolsillos. He cargado de todo y tengo mi espalda hecha polvo. Nunca he viajado como mochilera. Ahora voy a comenzar con uno o dos días de senderismo o caminata y si todo va bien organizar una caminata de una semana por algún lado. Necesito tu asesoramiento en tema mochilas. Fui a una casa especializada, y me han mostrado, pero el muchacho, un alemán de casi metro ochenta me explicaba sobre él y hay gran diferencia entre él y yo.
    Desde ya muy agradecida y decirte que si en algo puedo serte útil desde aquí, cuenta conmigo.
    Saludos
    Silvia

    • Andrés Vögler septiembre 29, 2015 at 12:40 #

      Hola Silvia,

      Las mochilas para senderismo son diferentes y no tengo mucha experiencia con ellas.

      ¿Leíste el articulo que publiqué sobre el tema?

      Creo que se aplicarían los mismos criterios. Pero si te vas de senderismo por un par de días, una mochila de 28 litros es más que suficiente.

      Yo probaría la Deuter Futura 28.

      Saludos!

Deja un comentario