Bitácora 21, Día 4 y 5, Montaña Machu Picchu

El Camino de Salkantay iba llegando a su fin.

Ya habíamos superado lo más difícil, pero todavía teníamos por delante llegar hasta Aguas Calientes, subir hasta el Santuario de Machu Picchu, y hasta la cima de la Montaña Machu Picchu.

Luego del extraordinario canopy que hicimos en las cercanías de Santa Teresa, nos reunimos con el resto del grupo y partimos en un minibús hasta la famosa hidroeléctrica.

canopy_santa_teresa_vertikal

Famosa para aquellos que realizan el Camino Alternativo a Machu Picchu o el Inca Jungle.

De la Hidroeléctrica hasta Aguas Calientes

En 30 minutos estábamos en la hidroeléctrica, listos para comenzar la caminata por las vías del tren.

Unos 10 km hasta Aguas Calientes, también conocida como Machu Picchu Pueblo.

Un paisaje totalmente cambiado desde la última vez que había estado.

Ahora está lleno de puestos donde comprar comida, y paradores a lo largo del camino.

Sentí que le ha quitado un poco el espíritu de aventura de caminar por la selva en el medio de la nada.

Pero por donde pasan los dólares, el avance económico es inevitable.

A las 10:00 am comenzamos a recorrer las vías de tren.

vias_del_tren_aguas_calientes

Una caminata fácil y sencilla, en la que no voy a entrar en detalles, ya que tengo un post sobre el tema, de la primera vez que la hice, cuando me sentí “como en una película”.

Puente del Tren

Lo que sí hice diferente de esta vez, debido a la época del año, fue bajar al río en el punto donde se encuentra el puente del tren.

La última vez era el final de la época de lluvia, y el río se encontraba con un caudal impresionante, tanto, que era difícil conversar con la persona a tu lado debido al ruido de la corriente.

Ahora, en la época seca, el río tenía muy poca agua, pura, y transparente.

Con la infernal compañía de los mega mosquitos “Incas” bajamos al agua para refrescarnos.

Una linda parada para descansar y continuar hacia Aguas Calientes.

puente_del_tren_camino_alternativo

Seguimos a paso lento, cruzándonos con el tren de Peru Rail, y con cada vez más dolor en las rodillas.

Ya a esta altura, sabía que no era cansancio, sabía que no era algo pasajero. Me había lastimado las rodillas, pero no sabía cuánto ni que parte.

Bosque de Piedras

Durante el camino, también paramos en lo que se llama el Bosque de Piedras.

Es un lugar que solo se puede visitar en la época seca, ya que es bajar directamente al monstruoso río Urubamba, a las gigantescas piedras que deja expuestas una vez que el caudal baja.

Un lugar que asombra y te hace sentir pequeño ante el poder de la naturaleza, de la pachamama.

Durante el camino de las vías, vas a pasar por los Jardines de Mandor.

Unos 10 a 15 minutos luego de los Jardines de Mandor, vas a ver a tu izquierda, un pequeño sendero que baja hacia el río.

Tienes que ir atento para no pasarlo.

bosque_de_piedra_aguas_calientes

Foto: Alexandra de Leon

Bajas con cuidado por ahí, y estarás ante la inmensidad de la pachamama.

Pero mucho cuidado, es muy fácil resbalar y caer. Hay que estar siempre atento y no distraerse con las fotos.

Caminando lento, disfrutando el paisaje, con paradas para comer y descansar, es que llegamos a Aguas Calientes en plena tarde.

A descansar, cenar y prepararnos para el día siguiente madrugar, y seguir rumbo a Machu Picchu.

Machu Picchu

Día 5, último día del trekking por el Camino de Salkantay.

A las 4 am de pie, para ir hacer la fila de los buses que llevan hasta el Santuario de Machu Picchu.

Pudimos agarrar los primeros buses, por lo que llegamos justo para cuando abrieron el acceso a la ciudadela perdida de los incas.

santuario_machu_picchu

De ahí en más, disfrutar del día, recorrer la ciudad, admirar el paisaje, contemplar la majestuosidad de esa maravilla del mundo moderno, y enfrentar el último desafío del viaje… subir a la Montaña Machu Picchu.

Pero antes, te explico un poco.

Ciudadela o Santuario

Ciudadela o Santuario de Machu Picchu, es la ciudad en sí, las ruinas, que se llega en bus desde Aguas Calientes.

No se conoce el nombre de la ciudad, pero como se encuentra en la Montaña Machu Picchu, se la conoce como Machu Picchu.

Y desde la Ciudadela tienes dos senderos, uno al Huayna Picchu y otro a la Montaña Machu Picchu.

Huayna Picchu y Montaña Machu Picchu

machu-picchu, huaynapicchu y montaña

El Huayna Picchu es muy famoso y todos pelean por conseguir uno de los 400 lugares que se habilitan por día para subir, y que se agotan con meses de anticipación.

Y aquí te cuento algo que pocos saben y que es a donde llevo a mis grupos… a la Montaña Machu Picchu.

Para esta otra montaña, hay 600 lugares por día. Y si se venden 100, es mucho.

El Huayna Picchu tiene un sendero bastante más empinado, y no es recomendable para personas con vértigo. Un camino bastante más peligroso que el de la Montaña Machu Picchu.

Además, una vez que llegas arriba, está lleno de gente, porque los 400 lugares siempre se agotan, aunque se sube en dos grupos de 200.

Ventajas de la Montaña Machu Picchu

La Montaña Machu Picchu, no solo sube menos gente, el camino es menos peligroso, sino que es bastante más alta que el Huayna Picchu.

Y la vista le gana por lejos, pudiendo observar absolutamente todo, incluso los nevados, y no solo una parte del paisaje como se lograr desde el Huayna Picchu.

En la montaña Machu Picchu

Cualquier guía de Machu Picchu al que le preguntes, te va a decir que subas a la Montaña Machu Picchu en vez del Huayna Picchu.

El cual se ha ganado fama de ser la superestrella del Santuario, simplemente porque el sendero a la Montaña Machu Picchu comenzó a ser promocionado hace tres o cuatro años.

Altura y Tiempo

En la cima del Huayna Picchu estarás a 2.693 metros de altura… en la Montaña Machu Picchu, a casi 3.100.

La subida lleva dos horas en promedio. Pero incluso tres horas y media es considerado un tiempo aceptable para algunas personas.

Es todo escaleras hasta arriba, escaleras originales, del tiempo del Imperio Inca.

Horarios

Al igual que el Huayna Picchu, hay dos grupos.

Y mi recomendación es subir en el primero, de las 7:30 am, porque con el segundo, el calor sumado al cansancio, te van hacer dar vuelta.

Ya he subido muchas veces a esta montaña, pero esta vez fue la peor.

Desde la montaña Machu Picchu

Si bien hice un excelente tiempo de 50 minutos, el dolor fue muchísimo en las rodillas.

No quería dar vuelta, y llegué, dolorido, con los meniscos rotos en ambas rodillas.

Por suerte, ya han pasado tres meses desde ese momento, y después de algunas visitas al hospital y de no poder caminar, ya estoy recuperado, y pensando en mis próximas aventuras 🙂

La Conexión en las Montañas

Y así, en lo más alto de Machu Picchu se terminaba esta aventura de 5 días.

Acampando en la montaña, con paisajes extraordinarios, un grupo increíble, tanto guías, cocineros, porteadores, como los mismos compañeros de aventura.

Lugares, donde paradójicamente, uno se desconecta de todo, y a su vez, se siente más conectado que nunca.

Humantay

Lo espiritual, la pachamama, la energía de montañas sagradas, no lo sé, pero se siente, te muestra nuevos caminos, o te vuelve a colocar de vuelta en el tuyo para aquellos que a veces nos desviamos.

El Canal Inca, la Laguna Humantay, el Abra Salkantay, las aguas termales de Cocalmayo, el canopy en el Valle Sagrado, la caminata por las vías de tren en medio de la selva, el Santuario de Machu Picchu y la Montaña Machu Picchu… una combinación insuperable, una aventura dura, pero llena de recompensas 🙂

Salktantay iba llegando a su fin, pero todavía nos quedaban algunas lindas experiencias por vivir. El día anterior, nuestro guía Wil, además de recomendarnos las aguas termales de Cocalmayo, nos había recomendado el canopy en Santa Teresa con la empresa Vertikal. La verdad que al principio el canopy no me…
Machu Picchu, una maravilla del mundo moderno. De esos lugares legendarios que todo viajero quiere tener en su currículo. Un lugar que fascina por su historia, por sus ruinas, por el increíble lugar donde está emplazado, y el espectacular paisaje de su entorno. Pero visitar un lugar tan impresionante no…
Comments are closed.