Bitácora 22, Día 2, 3 y 4, Reserva Nacional Tambopata, Amazonia Peruana

Segundo día en la Amazonia peruana, levantándonos antes de la salida del sol en una habitación sin pared, directo a la selva, usando a los monos aviadores como despertadores 🙂

En el post anterior te contaba como en un viaje a la selva, la audición cobra mayor importancia que la visión.

Confirmando eso, es como empezaba el día.

Los monos aviadores nunca los pude ver, pero escucharlos era toda una experiencia.

Aún sin haberlos vistos, se convirtieron en mi animal favorito 🙂

El sonido que emiten los monos aviadores o monos aulladores es similar al de un avión, al de un gran avión.

Lamentablemente el vídeo de arriba no refleja ni cerca la realidad, pero por lo menos para que tengas una idea.

Imagínate, 5 am, de noche, durmiendo en la selva, sin paredes en la habitación, y escuchando a este animalito… regresaría solo para volver a escucharlo 🙂

Lago Tres Chimbadas

Una vez de pie, un rico desayuno en el Lodge y partimos rumbo al Lago Tres Chimbadas.

Primero, 30 minutos de barco por el Río Tambopata, y otros 45 minutos caminando por la selva hasta la orilla del lago.

Desde ahí, un paseo en barco a remo por el lago.

Tratando de ser lo más silencioso posible para poder ver a los animales, que temprano en la mañana es cuando están más activos.

Una paz y una tranquilidad absolutas.

barco lago tres chimbadas

El “catamaran” 🙂

Con tanta tranquilidad me costaba mantenerme despierto, ya que como debes haber leído, tengo facilidad para dormirme en cualquier lugar o en cualquier medio de transporte jaja

Durante el paseo por el lago, vimos varias especies de aves, también algún caimán que se veía nadar en la superficie, pero lo mejor y es lo que más se promociona en este lago, son los lobos de río.

Lobos de Río

Los lobos de río, son las nutrias de agua dulce más grandes del mundo.

No siempre se pueden ver, según la información de Rainforest Expedition, la probabilidad de avistamiento es de un 60%.

En la web de Rainforest Expedition tienes una tabla con la probabilidad que existe de avistamiento de cada animal de la zona, según los paseos por los cuales optes o el Lodge en el cual decidas hospedarte.
nutrias

Foto por Rainforest Expedition

Nosotros, estuvimos en ese 60%, y según nuestro guía Pol, pudimos verlas como pocas veces se logra.

Las veíamos nadando, pescando, comunicarse entre ellas, comiendo y peleando por la comida.

Estuvimos muy cerca de ellas, para mí, fue de las mejores cosas del viaje.

Con el resto de los animales en lo que quedaba del viaje, no tendríamos tanta suerte.

Fundamental en un viaje como este, llevar unos buenos binoculares.

Luego de una vuelta completa al lago que nos llevó alrededor de una hora y media, regresamos a nuestro ecolodge, el Posada Amazonas.

nutrias

Foto por Rainforest Expedition

Juntamos nuestras cosas y dejamos el Posada Amazonas, para adentrarnos en la Reserva Nacional Tambopata, rumbo al ecolodge Refugio Amazonas.

Tuvimos una hora y media de barco hasta Refugio Amazonas.

Sellando el Pasaporte

En el camino, pasamos por el control de ingreso a la Reserva Nacional Tambopata.

Hace un tiempo, escribí un post sobre lugares especiales donde sellar el pasaporte.

Bien, la Reserva Nacional Tambopata es uno de ellos.

Pero hay un tema, y es que los guías no te avisan.

ingreso a la reserva nacional tambopata

Porque sino toda la gente se va a bajar del barco y les complica los tiempos.

El guía Pol ya sabía que quería sellar el pasaporte, por lo que, cuando llegamos al control de tickets bajé con él, y pude obtener ese sello 🙂

Tiempo después, arribamos a Refugio Amazonas en hora para el almuerzo.

Refugio Amazonas es muy similar al Posada Amazonas, aunque me gustó bastante más.

Lago Condenado

Luego del almuerzo, partimos caminando por la selva rumbo al Lago Condenado.

Una caminata de una hora aproximadamente disfrutando de la tranquilidad, aire puro, y sonidos de la selva.

El Lago Condenado lleva ese nombre, ya que está destinado a desaparecer.

lago condenado

Fue parte de los brazos de los ríos de la zona que fueron quedando aislados hasta formarse un lago.

Y al no tener de donde recibir agua, poco a poco se está secando.

Aunque todavía pasaran algunas décadas antes de desaparecer.

En el lago no tuvimos mucha suerte con los animales.

Lo que más vimos fueron aves, divinas, por cierto.

Algunos monos que se nos escondían rápidamente; y “jugamos” dándole de comer a una anguila en la orilla.

Me quedé con las ganas de ver alguna boa o anaconda…

lago condenado en la reserva nacional tambopata

Regresando a Refugio Amazonas

Dejamos el lago y ya de noche regresamos al refugio.

Donde, en parte, se cumplió uno de mis deseos anteriores jeje

Durante la caminata, Pol se detiene y dice:

-¿quieren ver una boa?

-¡Porsupuesto!

Era una boa pequeña, justo al lado nuestro, colgada de una rama.

Refugio Amazonas

Refugio Amazonas en la Reserva Nacional Tambopata

En parte pude ver una boa… pero hubiese sido genial ver una de las grandes, como las de los documentales de National Geographic jeje

De regreso a Refugio Amazonas, todavía nos quedaba una actividad, que era el avistamiento de caimanes, que se hace durante la noche.

Pero por el cansancio, decidimos dejarlo para la noche siguiente.

Y con eso, cena, cama, y madrugar nuevamente usando de despertador a mi animal favorito… el mono aviador 🙂

Collpas

Nuevamente temprano en la mañana, luego del desayuno, salimos rumbo a la collpa de los loros.

Pero… ¿qué es una collpa?

Había leído sobre las collpas en la fugaz investigación previa al viaje.

Sabía que era uno de los puntos principales a visitar, y nada más.

Las collpas, son tierra y arcilla, donde muchos animales van a buscar alimentos… y otros, van a cazar a los animales que van alimentarse a las collpas.

Collpa de Loros

collpa de loros

Foto por Rainforest Expedition

En esta ocasión íbamos a visitar la collpa de loros y pericos, los cuales temprano en la mañana es cuando están más activos y bajan de los árboles para comer la arcilla.

Tuvimos un tiempo de barco, y luego una caminata hasta llegar a un escondite camuflado desde donde observar la collpa sin ser visto y sin molestar a los animales.

Íbamos caminando por la selva rumbo al escondite, cuando de repente entendí eso de que “en la mañana es cuando están más activos…”

El ruido era ensordecedor, nunca había escuchado ni visto tantos loros juntos… eran cientos, miles probablemente.

Junto con el mono aviador y las nutrias, fue de las cosas que más me gustó en este viaje a la amazonia peruana y la Reserva Nacional Tambopata.

Lamentablemente, no pudimos ver bajarlos a la collpa, por lo que tuvimos que conformarnos viéndolos en los árboles con los binoculares.

Navegando por el Río Tambopata

Navegando por el Río Tambopata

Donde ya me estaba volviendo un experto diferenciando las distintas especies de aves con sus increíbles colores, como si fueran una obra de arte.

En algún momento algún depredador o el ruido que estaba haciendo un grupo al lado nuestro, asustó a las aves y se fueron, por lo que fue momento de regresar a Refugio Amazonas para el almuerzo.

Sin Suerte en las Collpas

A la tarde teníamos programado en nuestro itinerario, un paseo por una chacra para ver plantaciones de diferentes árboles y cultivos.

No me llamaba mucho la atención, y por suerte nuestro guía Pol nos advirtió que no era un paseo muy entretenido.

Por lo que nos recomendó visitar otra collpa, y hacia allá fuimos.

Otra linda y tranquila caminata por la selva, luchando con mis rodillas que cada vez respondían menos y dolían más.

Collpa de loros en la reserva nacional tambopata

Collpa de loros

Llegamos al escondite para ver la collpa, donde mi gran esperanza era ver un jaguar.

No se pudo dar, la suerte no estuvo presente.

Avistamiento de Caimanes

Por lo que regresamos al ecolodge para cenar y hacer el último paseo en la Reserva Nacional Tambopata y la amazonia peruana… el avistamiento de caimanes.

Salimos del lodge rumbo al muelle.

Barco, y una luz con la cual los guías iban iluminando a los caimanes.

Pensé que en el barco nos iban a llevar a algún lugar especial, pero resulta que el mismo río por el cual navegamos para ir a los diferentes lugares, estaba plagado de caimanes.

Caiman

Foto por Rainforest Expedition

Apenas subimos al barco y ya se vieron los primeros.

De esta vez sí, la suerte nos acompañó y pudimos ver a los caimanes 🙂

Me quedé con las ganas de los jaguares y las boas, motivo para volver y terminar de conocer los ecolodges que me faltaron.

Regresando a Puerto Maldonado

A la mañana dejamos el Refugio Amazonas y la Reserva Nacional Tambopata, para regresar a Puerto Maldonado, poniendo fin a este viaje por una de las maravillas naturales del planeta.

Un viaje que no es para cualquier persona.

Te tiene que gustar la naturaleza, saber que muchas cosas solo las vas a escuchar y no ver, y que puedes tener suerte o no, en el avistamiento de animales.

Mono araña

Foto por Rainforest Expedition: Mono araña

Pero, aun así, es un viaje que recomiendo mucho.

Si necesitas desconectarte, estar rodeado de naturaleza sin preocuparte por nada, esto es para ti 😀

Muchas gracias a Rainforest Expedition por este viaje.

Y pronto, comenzaremos con los viajes en grupo a la amazonia peruana.

Machu Picchu, una maravilla del mundo moderno. De esos lugares legendarios que todo viajero quiere tener en su currículo. Un lugar que fascina por su historia, por sus ruinas, por el increíble lugar donde está emplazado, y el espectacular paisaje de su entorno. Pero visitar un lugar tan impresionante no…
Tarde o temprano, llega en la vida de todo viajero, subirse a un avión e ir a explorar rincones lejanos del planeta. O muchas veces, por un tema de tiempo, el avión es mucho más conveniente que viajar por tierra. En mi caso, mi primer vuelo llegó bastante tarde en…

4 Responses to Bitácora 22, Día 2, 3 y 4, Reserva Nacional Tambopata, Amazonia Peruana

  1. Diego marzo 11, 2017 at 23:12 #

    Andres estoy en Peru y en algun momento pienso ir a la Amazonia

    Que me recomendas?

    Posada o Refugio Amazonas?

  2. Carito abril 25, 2017 at 10:58 #

    me enamore de tu hermosa experiencia
    en julio voy a estar alla
    consulta hay forma de estar en la reserva y amazonas peruana sin los tour organizados o es imposible
    le escapo bastante a esas cosas organizadas y prefiero algo mas agreste
    consulta desde el no saber
    gracias por la data
    te felicito por tu experiencia en la naturaleza

    • Andrés Vögler mayo 6, 2017 at 23:09 #

      Hola Carito,

      Para ir a los Lodge como hice yo, tienes que ir con una agencia.

      Ten en cuenta que es selva y no es fácil moverse. Normalmente vas a usar el río con los barcos de las agencias.

      Para hacerlo por tu cuenta me parece que no hay mucha opción.

      Saludos!

Deja un comentario