Montaña Arcoíris, Cusco

Desde hace poco más de un año, se habilitó al público un nuevo sendero en la región de Cusco en Perú, el cual ha ganado muchísima popularidad rápidamente.

Más precisamente, en la cercanía de la montaña Ausangate, la quinta montaña más alta del Perú, y uno de los Apus (dios) más importantes para los Incas.

Pero por ahora, dejaremos Ausangate de lado, y nos centraremos en este nuevo sendero, el sendero a la montaña Vinicuna… mejor conocida como la montaña Arcoíris.

montaña arcoíris

Sí, esa famosa montaña cuyas fotos andan circulando por todas las redes sociales causando una gran fascinación.

Y como no podía ser de otra forma, y para poder contártelo como se debe, hasta ahí fui 🙂

Antes, déjame aclarar que la Montaña Arcoíris no es lo mismo que el Cerro de los 7 Colores, el cual se encuentra en Argentina.

Debido a su similitud, muchos viajeros la han rebautizado de Montaña Arcoíris a Cerro o Montaña de los 7 colores.

Que ya de por sí, su nombre original se ha ido perdiendo, y ya casi nadie la nombra como Vinicunca.

Incluso algunos locales la llaman “Cerro Colorado”.

¿Qué es?

La montaña Arcoíris, es una bella montaña de los andes peruanos cuya característica es la cantidad de colores en su superficie debido a los minerales y diferentes tipos de roca.

Su belleza está en la superficie, por lo tanto, no es permitido caminar en ella, por un tema de conservación.

Para apreciarla en todo su esplendor, se sube a la montaña que está frente a la Montaña Arcoíris.

Desde donde, además de ver la Vinicunca, también se puede observar impresionantes vistas del nevado Ausangate, y todo el valle a sus alrededores.

sendero a la montaña

¿Cómo Llegar?

Organizar un viaje a la montaña arcoíris es fácil.

Llegar hasta la montaña, eso, es otra historia…

Contratando el Tour

Para el primer punto, es solamente ir a cualquier agencia en Cusco, regatear precio, pagar y esperar a que te pasen a buscar por tu alojamiento al día siguiente.

El precio es de unos 85 soles, más otros 10 soles que se paga para cruzar una de las comunidades que está en el camino a la montaña.

En Cusco van a encontrar muchos precios. Hasta el doble del precio mencionado arriba.

pagando el ticket de ingreso

Puede que los más caros tengan mejor comida, mejor transporte, pero al final, todos hacen el mismo sendero en las mismas condiciones.

Créeme que, con el tour de 85 soles, es suficiente.

Rumbo a la Montaña

El tour parte a las 3:30 am desde tu alojamiento.

Desde ahí, tendrás unos cuantos kilómetros, primero por asfalto, y luego por los típicos caminos andinos de tierra al borde del precipicio… una belleza 🙂

Todavía recuerdo mi fascinación cuando hice esos primeros caminos extremos en los andes bolivianos y chilenos.

Me encantaron. Pero…

En la ruta que va de Cusco a Santa María, para aquellos que hacen el Camino Alternativo a Machu Picchu, pasé muy mal, demasiadas curvas, demasiada altura… aunque tuve el mejor atardecer que vi en mi vida.

Todo compensa 😉

Si son de sufrir en los ómnibus, es recomendable tomar alguna pastilla para los mareos.

Una vez superado ese camino por la cornisa de las montañas, se llega a una pequeña comunidad, con una vista privilegiada del nevado Ausangate.

comunidad donde comienza el sendero a la montaña arcoíris

Es en esta comunidad donde las excursiones paran a desayunar, y desde donde se comienza el sendero a la Montaña Arcoíris.

Ya en ese momento, estamos a unos 4.300 metros sobre el nivel del mar.

Créanme que no es poca cosa.

Cusco está a 3.300, Aguas Calientes a 2.000, Machu Picchu a 2.400, Huayna Picchu a 2.900, Machu Picchu Montaña casi a 3.100.

Sí, van a empezar alto, y van a ir hasta los 5.030, caminando. Por lo que es sumamente importante que hayan llegado algunos días antes a Cusco para aclimatarse a la altura.

Mi Experiencia

Como te contaba más arriba, la excursión comienza en Cusco.

Desde el ombligo del mundo, son dos horas en un mini bus por ruta asfaltada.

A partir de ahí, comienza el camino de tierra.

Una hora más hasta la comunidad Quesino, a exactos 4.326 metros de altura.

Comienzo del Sendero

rumbo a la montaña arcoíris

Luego del desayuno, se comienza el sendero rumbo a la Montaña Arcoíris, alrededor de 11 km caminando.

Fundamental que lleven bastones de trekking. Aunque si no tienen, pueden alquilarlos en la comunidad, unos 5 soles por bastón.

Mi recomendación es siempre utilizar dos bastones, y no solamente uno.

También está la opción de contratar caballos… pero no lo hagan.

La condición de los animales es bastante mala.

Si no te ves en condiciones de realizar este trekking, es preferible no ir, antes de estar incentivando el uso de caballos en esas condiciones.

La primera parte del sendero, en subida, cuesta un poco.

Tienen que esperar a que el cuerpo se vaya aclimatando y entrando en calor.

Gran parte del camino es fácil, cuesta caminar por la altura, pero en sí no tiene mayor dificultad… hasta estar cerca del final, donde las subidas parecen interminables.

Durante el camino van a pasar por las comunidades Hampatuyoc Rumi, K’ayrahuiri, y Pampa.

ticket de ingreso a la montaña arcoíris

Es entre estas dos últimas donde se encuentra la venta de entradas, a unos 45 minutos desde el punto de partida.

En ese lugar ya estarás a 4.930 metros de altura.

Y tu dirás… lo peor ya pasó.

Los Mortales Últimos Metros

Nop, lo peor viene después. Esos últimos 100 metros de desnivel son los peores.

Desde el control de tickets, hasta el mirador que es el destino final, son unas dos horas y media caminando.

Sí, solo 100 metros de desnivel que llevan de dos a tres horas.

Ten en cuenta que desnivel y distancia no es lo mismo, vas a subir 100 metros, pero vas a caminar varios kilómetros.

sendero a la montaña arcoíris

Realmente parece interminable. Hay que hacer muchos descansos y caminar muy muy suave.

En el camino había varios pasando mal, y otros que no aguantaban y tenían que usar el caballo para poder llegar.

Los viajeros solemos subestimar la altura y falta de oxígeno.

Meniscos Rotos

Para complicarla aún más, iba con mis rodillas doloridas, que, al regresar a Uruguay, al hacerme la resonancia magnética, me diagnosticarían meniscos rotos en ambas rodillas.

Si bien hacía años que venía con problema en una de las rodillas, fue el trekking por Salkantay el que terminó de complicar mi situación y obligarme a tomar el tema en serio.

Por suerte, aguantaron bien, y pude completar Salkantay, hacer la Amazonia peruana, y como no, llegar hasta la Montaña Arcoíris 🙂

Luego, en Montevideo, tuve que pagar la factura de todo eso, estando más de una semana sin poder caminar… pero ¿quien que te quita lo bailado? 😉

en el mirador frente a la montaña arcoíris

Mirador: Montaña Arcoíris

Después de esa subida interminable que te contaba, finalmente se llega hasta la montaña Arcoíris.

Y desde ahí, otros 30 metros hasta el mirador.

Que, si ya llegaste hasta ahí, en esos 30 metros finales, no puedes fallar.

Eso sí, abrígate, y mucho. Guantes y gorra vienen bien.

Donde más sentí frío fue en las manos por no llevar guantes.

Pero con ese paisaje, de un lado la famosa Vinicunca y del otro el nevado de Ausangate, no hay frío que logre impedirte disfrutar.

Por segunda vez en mis viajes superé los 5.000 metros de altura. Pero aún no superé mi propio record de 5.200, el cual pretendo destrozarlo a finales de 2017. Pronto empezaré a publicar detalles de esa nueva aventura que se viene 😉

¿Vale la pena?

Es todo muy subjetivo.

No es la primera vez que veo una montaña como la Arcoíris.

Por lo que, si es tu primera vez ante una montaña de estas características, es muy probable que te asombre, y mucho.

En septiembre pasado, en uno de los viajes en grupo, repetí el Camino de Salkantay una vez más. Por lo que llegó el momento de dedicarle su merecida Bitácora a este camino inca 🙂 Está bitácora va a estar centrada en este último viaje, básicamente porque es el que más…
Tempranito, a las 5:00 am, nos pasaron a buscar para comenzar con el primer día del Camino de Salkantay, rumbo a Machu Picchu. El primer tramo fue de dos horas y media, en mini bus, hasta la localidad de Mollepata, a 2.900 metros de altura, un poco más bajo que…
Comments are closed.