Pan de Azúcar y Piriapolis – Uruguay

Cerro Pan de Azúcar:

 

Una vez más estamos acá para seguir con la serie de relatos “Los viajes de Ailin y Andrés” jajaja Ya son unos cuantos viajes y aventuras, vamos camino al libro!
Bueno, empecemos. De esta vez toco un poco de “montaña” y playa. Los lugares elegidos, Cerro Pan de Azúcar y Piriapolis.
Salimos a eso de las 10 de la mañana de Montevideo, terminal de buses Tres Cruces en la empresa Copsa. Por lo que averigüe no hay ninguna empresa que haga el trayecto Montevideo – Cerro Pan de Azúcar, o sea, que te deje en la entrada.
Lo más cerca que conseguimos fue uno que nos deja en el llamado (y da miedo!) cruce peligroso!! Es justo en la entrada a Piriapolis en el cruce de la Ruta Interbalnearia (actualmente llamada Ruta Liber Seregni) y la Av. Artigas la cual lleva a la reserva de flora y fauna del Cerro Pan de Azúcar y a Piriapolis.
Así que en ese Copsa salimos de Tres Cruces con destino Cruce Peligroso!!
Ya he hablado varias veces de Copsa, servicio puntual, rápido, cómodo, con wifi, amplios ventanales, en fin, normal en los servicios que viajan al este del país.
Unas dos horas y media de viaje y nos bajamos en el famoso cruce, que de peligroso no le vimos mucho. De ahí agarramos por la Av. Artigas rumbo a la entrada de la reserva del Pan de Azúcar. Un sol fuertísimo, y más que estábamos justo en el medio día. Caminamos con ese sol unos 4 o 5km por la ruta hasta llegar a la reserva.

 

En la reserva no perdimos mucho tiempo, nos preparamos, me puse mis nuevos y flamantes Salomon XA Pro Ultra! Y emprendimos el camino de subida por la reserva.
Ailin se sacó unas cuantas fotos con sus animales y seguimos subiendo.
Al principio la subida es por los caminos de tierra de la reserva, fácil fácil, pero después nos metemos en el bosque y empieza el verdadero ascenso entre ramas, arboles caídos y piedras, muchas piedras.
Ya había subido el cerro una vez, en invierno, y estaba todo mojado y había agua por todos lados, lo que lo hacía más peligroso, así que de esta vez con todo seco seria más fácil… o eso pensé.
En la subida no hay mucho que decir, fuimos subiendo tranquilos, sacando fotos y apreciando el paisaje que cuanto más subíamos más espectacular se veía. Una vista única de Piriapolis a lo lejos, e incluso se puede llegar a ver Punta del Este y Punta Ballena si el día está despejado.
Lo que parecía fácil al no haber agua se tornó mucho más difícil, por el simple hecho que un par de años atrás cuando había subido el cerro, estaba en mejores condiciones físicas, de esta vez me morí de cansancio. Las rodillas me dolieron por dos días.
Ya escribí en otro diario un poco sobre la cruz que está en la cima, así que simplemente copio y pego:

“En la cima del Cerro se encuentra una Cruz de cemento con 35 metros de altura la cual se puede ver desde muy lejos y es la principal característica de este cerro. La cruz fue ideada por Juán Zorrilla de San Martín en 1933. Se puede subir a ella a través de una escalera de caracol que hay en el interior de la cruz y asi llegar hasta los miradores que hay en los brazos de la cruz, los cuales permiten observar los paisajes en los cuatro puntos cardinales.” 

No tenía ganas de volver a redactar eso jeje
Después de una hora aprox. subiendo, por fin llegamos a la cima.
Nos sentamos en las piedras con esa vista fabulosa a descansar y comer.
Estuvimos un buen rato, comiendo y sacando fotos. Después de toda esa subida hay que quedarse un rato a disfrutar del lugar. Había gente que llegaba y se iba enseguida. Otros, que nos cruzamos en el camino, simplemente dieron vuelta antes de llegar porque se cansaban.

 

Hay que ir con calzado cómodo y bastante agua, y tratar de no subir al medio día como hicimos nosotros. Nos cocinamos con el sol, ni siquiera protector habíamos llevado.
Al rato emprendimos la bajada, ya que todavía nos quedaba por visitar Piriapolis.
Y no se crean que por ser bajada es más fácil, nada que ver, fue tan difícil como la subida.
Una vez abajo compramos agua en el parador que hay en la reserva, la cual fue carísima. Los precios están por las nubes, se re abusan.
Dimos una rápida pasada a ver algunos animales y nos llevamos una buena sorpresa. No sabemos si se había escapado o lo habían dejado afuera, pero nos encontramos con un coati. Era re manso y estaba hambriento. Le dimos unas bananas y comió como loco. Pero era medio delicado el bicho este, si se le ensuciaba no la comía por lo que teníamos que pelarla y dársela en la boca.
Y como todo animal, después de usarnos y comernos la comida se fue! y nosotros seguimos viaje.

La reserva no la visitaba desde mis 11 o 12 años. Sigue exactamente igual. Y ahora ya no me parece nada especial. Los animales muy encerrados, es verdad, están en mejores condiciones que un zoo, pero no le vi mucha diferencia. Después de haber visitado Temaiken, esto me parece un horror con los pobres animales. Aunque temaiken no deja de ser un zoo, aunque más moderno.
Ya saliendo de la reserva casi perdimos el bus a Piriapolis, pero una carrera y un chofer que nos hizo el aguante logramos subirnos.
El boleto creo que fueron 14 pesos uruguayos cada uno.
Nos despedimos del cerro y saludábamos la playa…

 

Piriapolis – El balneario mas lindo de Uruguay:


En 15 min ya estábamos en Piriapolis.
Repleeeto de gente! Caminamos un poco por la rambla buscando un lugar para hacer playa. Ailin quería meterse al agua, y yo quería SOMBRA!!

Y cuando uno quiere algo, lo consigue! Así que yo acomodado, sentado en la arena, a la sombra, y comiendo, mientras que Ailin se mandó al agua.

El día estaba hermoso, el agua tibia, si tibia, pero el viento daba mucho frio, así que no me metí, y nos fuimos caminando por la playa.

Piriapolis es uno de los balnearios más lindos de Uruguay, a mi gusto mucho mejor que Punta del Este que es considerado el balneario top.

Nos dedicamos a recorrer y caminar por la rambla, visitamos el puerto y estuvimos por subir al Cerro San Antonio para ver el atardecer ahí, pero estábamos re cansados y decidimos ver el atardecer desde las escolleras del puerto, y rato después nos dimos cuenta que no fuimos los únicos con esa idea.


Un dato, para subir al San Antonio se puede hacer en auto, caminando o en las aerosillas. Te cobran 100 pesos por persona.
Después de un día agotador pero muy bueno nos fuimos a la terminal y nos volvimos a Montevideo.
Tanto el Pan de Azúcar como Piriapolis son dos lugares que los recomiendo!!
Nos vemos en el próximo relato!

Tierra de Vida Una especie de zoo potenciado, mezclado con reserva ecológica, eso es el Bioparque Temaiken. Ubicado a poco más de 50 km de capital federal en Buenos Aires, cerca de la entrada de la ciudad de Belén de Escobar en el partido de…
Tarjeta Hostelling International Por fin fui a sacar la tarjeta HI (Hostelling International), pensando en el próximo viaje por la región. Pero... ¿Que es Hostelling International? Hostelling International (HI a partir de ahora) es una red de Hostels a nivel mundial, la mas grande actualmente. Según ellos, tienen afiliados mas de…

9 Responses to Pan de Azúcar y Piriapolis – Uruguay

  1. Memorias del Mundo mayo 3, 2013 at 00:50 #

    Excelente recomendación a mi me gusta mucho el senderismo …. y el Cerro Pan de Azúcar lo subí muchas veces, otro sitio donde los atardeceres son magníficos.

    Al igual que en el Cerro San Antonio … pero ahí en auto y sin sufrir ! .-

    Estupendo post !

    • Andrés Vögler mayo 3, 2013 at 11:29 #

      Yo también! el senderismo es una de mis actividades favoritas!!
      jaja si, el San Antonio invita a subirlo en auto.
      Este fin de semana, si no llueve, nos vamos a la Sierra de las Animas para hacer el sendero al cerro y los pozos azules. Ya ira un articulo sobre el tema.
      Saludos!!

  2. Daniela mayo 17, 2013 at 13:10 #

    Que ganas de subirme otra vez!!!! Un día me fui con un amigo a dedo hasta Piriapolis solo para subirnos al Cerro de Pan de Azúcar, para luego descubrir que podíamos seguir subiendo por dentro de la cruz y admirar desde ahí el paisaje y sentir el viento que entra por las ventanitas en cruz!!! Leyendo tu post me acordé de esa pateada, que buena que estuvo!!!!
    Gracias!!!

    • Andrés Vögler mayo 17, 2013 at 13:37 #

      Hola Dani!! Nos paso lo mismo, llegamos y dijimos”podemos subir a la cruz?” jaja Es un paseo imperdible. Ahora en junio vamos a volver, pero de esta vez al parque de aventuras que abrieron en el cerro, hay canopy, rapel, trekking, puente tibetano, etc. Asi que pasaremos un fin de semana de aventuras, y por supuesto subiremos de nuevo a la cruz!
      Muchas gracias por pasarte!!
      Un beso!

  3. Juan P. septiembre 30, 2013 at 15:24 #

    ¡ Ah, Piriápolis !
    Mi infancia, allí.

    El Cerro Pan de Azucar se mantiene igual, al parecer, luego de años y años. El zoológico está muy bien. Los animales cuidados y los caminos entretenidos. ¡ Hay que llevar gorro ! (hay partes de sombra… pero también partes de sol).

    La cruz… me acuerdo que a mis 8 años (creo) la subí. Son 7 pisos por escalera.

    Y como dicen por ahí… los atardeceres de Piriápolis son únicos. Hay días en los que el sol poniente está tan maravilloso que uno quisiera que la imagen se quede congelada, junto con el momento (tal vez uno esté viendo el atardecer mientras toma mate, o mientras merienda en el Hotel Argentino, o mientras anda en bicicleta por la rambla).

    Qué tranquilo que era Piriápolis hace 20 o 30 años atrás!
    Ahora es tranquilo, pero no tanto…

    Hablo sobre el Hotel Argentino en mi blog:
    http://www.misrecomendaciones.com.ar/hotel-argentino-en-piriapolis-uruguay/

    Los espero, y espero comentarios.
    Gracias! 🙂

    • Andrés Vögler octubre 2, 2013 at 22:14 #

      Hola Juan!
      El Cerro sigue siendo una muy buena visita, lamentablemente la reserva ya no es lo mismo, el cuidado de los animales deja mucho que desear.
      Pero el resto genial! Un atardecer en Piriapolis es imperdible!
      Un saludo!

  4. Claudia octubre 24, 2013 at 00:11 #

    Hola Andrés, será conveniente visitar este cerro y subir una sola??? cuanto rato de senderismo era??? es peligroso??

    gracias

    Claudia

    • Andrés Vögler octubre 24, 2013 at 20:01 #

      Hola! Sí, puedes ir sola, no hay problema por robos, pero el tema que si te lastimas o algo de eso no vas a tener quien te ayude, aunque siempre hay gente haciendo ese camino. Lo ideal en esos lugares es ir acompañada, ya que los celulares muchas veces no tienen señal. Entre subir y bajar tendrás unas dos horas. Saludos!

  5. Eduardo Masner mayo 12, 2014 at 23:12 #

    Hola a todos vengo a molestar con una pregunta a la cual no encuentro una respuesta logíca, de donde sale o que es lo que leda el nombre al “cerro Pan de Azucar”, por favor agradesco una respuesta concreta ya que es para un ensayo de mi hermano y no encuentro la información adecuada gracias y perdonen las molestias

Responder a Memorias del Mundo Click here to cancel reply.