Valle_de_la_luna_chile_6

Bit?cora 16, D?a 7, Valle de la Luna Atacama

Otro d?a en el incre?ble Atacama.

El d?a anterior junto a mis amigos viajeros chilenos, hab?amos ido caminando a las ruinas de Pukara de Quitor.

DCIM100GOPRO
Cristian, yop, Rene, Andrea

?Cu?ntos Valles de la Luna Existen?

Ahora, el plan era ir hasta el famoso Valle de la Luna!

Para no generar confusi?n, te cuento que en el mundo existen 5 Valles de la Luna! Todos ubicados en Sudam?rica.

Dos en Bolivia (La Paz y Potos?), dos en Argentina (San Juan y Jujuy) y uno en Atacama.

En el 2011 hab?a tenido oportunidad de conocer el Valle de la Luna de La Paz, ahora, dos a?os despu?s iba por el segundo, el Valle de la Luna de Atacama.

Alquilando Bicicletas en Atacama

Si bien pod?amos contratar un tour, nuevamente preferimos ir por nuestra cuenta, y para eso alquilamos bicicletas en San Pedro.

El lugar donde alquilamos las bicicletas se llamaba ?K2?. Otro que me hab?an recomendado era ?Sol Andino?, por la misma calle al costado de la Plaza de San Pedro.

DCIM100GOPRO

Por el d?a completo, de 9:00 a 21:00 nos cobraron 6.000 pesos chilenos cada uno.

Ya cuando salimos del hostel a buscar las bicicletas nos dimos cuenta que las condiciones no eran las ideales para ese medio de transporte debido al fuerte viento. Pensamos que nos iba a dificultar un poco, pero nada que no pudi?ramos superar? claro, no pensamos que si el viento era fuerte adentro del pueblo, como estar?a fuera de ?l en pleno desierto.

Conseguimos las bicicletas y salimos rumbo al Valle de la Luna a 15 km de San Pedro de Atacama.

Primero tendr?amos un trayecto por ruta asfaltada, y luego entrar?amos al valle y a partir de ah? todo camino de tierra? como nos gusta 🙂

DCIM100GOPRO

Y el Viento Termin? con Nuestra Aventura en Bici

Peeeeeero, a pesar que salimos llenos de energ?a, ?sta no duro muchos kil?metros. No pod?amos avanzar por el viento y la arena. Literalmente, nos tiraba de las bicicletas, por momentos no ve?amos nada? definitivamente, no hab?a sido buena idea la de salir con ese viento. Tormenta de arena dijeran algunos.

Par?bamos, intent?bamos seguir, pero no hab?a forma.

Est?bamos a punto de dar la vuelta y regresar a San Pedro cuando vemos venir una 4×4 rumbo al Valle de la Luna. Sin pensarlo, Andrea le hace dedo (autostop), y para nuestra TOTAL sorpresa la camioneta fren?!

Ah? conocimos a dos grandes personas, Joselyn y Gonzalo, de Chile, los cuales nos salvaron el d?a!!

Pusimos las bicicletas en la carrocer?a de la 4×4 y seguimos rumbo al Valle de la Luna!!!!

Valle_de_la_luna_chile_5

Valle de la Luna

Para entrar al valle hay que pagar una entrada de 2.000 pesos chilenos. Pero como estaba rodeado de chilenos pas? como estudiante 😀 por 1.500 pesos.

El Valle de la Luna est? en la Cordillera de Sal con una extensi?n de 70 km e impresionantes formaciones geol?gicas esculpidas por el viento y los pliegues de la corteza terrestre. Es un placer para la vista.

El Valle de la Luna y la Cordillera de Sal son uno de los lugares m?s inh?spitos del planeta. No existe ninguna clase de vida.

Con las bicicletas en la 4×4 comenzamos un c?modo recorrido por el Valle de la Luna gracias? Joselyn y Gonzalo.

Cavernas de Sal

Y nuestra primera parada dentro del Valle fueron las Cavernas de Sal.

S?, exactamente eso. Una peque?a caverna por la que se puede entrar y salir en diferentes puntos.

Entrada a la Caverna de Sal
Entrada a la Caverna de Sal

Fue la primera vez que entr? a una caverna, y por m?s que fuera de corta distancia, estuvo muy bueno!

A la Caverna de Sal se entra parado, pero a medida que nos vamos adentrando en ella nos quedamos completamente a oscuras y hay que pasar gateando a lo beb?.

Fundamental llevar linterna para no darse la cabeza contra las piedras 😉

La experiencia estuvo muy buena? lo ?nico fue una pregunta que hizo alguien que iba atr?s m?o? ?Qu? pasa si justo ahora viene un sismo?????😯

Bueno? no lo quise pensar mucho, seguimos.

Tres Mar?as

Recorrimos la zona fuera de la Caverna de Sal y continuamos recorriendo el Valle hasta llegar a las Tres Mar?as, varios kil?metros luego de las Cavernas.

Las Tres Mar?as son unas crestas que brotan desde el suelo. Nada significativo.

Valle_de_la_luna_chile_3
Al fondo las Tres Mar?as

No pudimos estar mucho rato en este lugar ya que al pr?cticamente haber salido del Valle el viento se hac?a sentir nuevamente, con mucha fuerza, arena y granos de sal.

Gran Duna

Y por ?ltimo, para terminar el d?a y la visita a este maravilloso lugar, nos dirigimos c?modamente en la 4×4 jaja a lo que llaman la ?Gran Duna?? s?, realmente hace merito a su nombre.

Como bien dice, la Gran Duna es, bueno, eso, una gran duna la cual son necesarios unos 15 agotadores minutos para llegar a la cima.

DCIM100GOPRO

Es un lugar cl?sico para ver el atardecer en el Valle de la Luna, en Atacama.

Tambi?n es recomendado ir durante las noches de luna llena.

En nuestro caso subimos la gran duna, pero decidimos continuar subiendo por la Cordillera de Sal y caminamos otros 10 minutos por ella hasta que definitivamente ya no ten?amos paso.

Y en ese lugar, rodeados de una paz sin igual, escuchando el viento, con un paisaje de otro mundo, vimos un atardecer de pel?cula.

Estoy armando un timelapse para mostrarte lo que fue. Altamente recomendado!

Valle_de_la_luna_chile_1

Valle_de_la_luna_chile_6

DCIM100GOPRO

Son esos momentos en el que uno dice, no viajo solo para ver lugares nuevos, viajo para conocer personas incre?bles, vivir esos momentos m?gicos que no se pueden explicar con palabras, sintiendo que eres parte de ese lugar? conectado con el mundo.

Entre otras MUCHAS cosas, viajar es buscar esos momentos en el que eres uno solo con el resto del mundo, muy lejos de solo sacarse la foto de moda en el lugar de moda.

?C?mo puede ser que en uno de los lugares m?s inh?spitos del planeta donde no existen plantas ni animales, me haya sentido lleno de vida?

Últimos artículos

ÚNETE A LA TRIBU VIAJERA

+30.000 viajeros

Te avisaremos sobre nuevos viajes, nuevas fechas y todas las novedades de Bitácoras de Viaje.

Copyright © 2012 – 2020 Trotamundos S.R.L.
Todos los derechos reservados. Montevideo, Uruguay