Begpackers… De Mochileros a Mendigos

En el mundo de los viajes hay muchos términos en inglés que se utilizan para hablar de diferentes tipos de viajeros, como backpackers o flashpackers.

Desde hace unos años, cada vez se viene escuchando con más fuerza un nuevo termino, una nueva definición llamada begpackers, de la cual no tenemos que estar para nada orgullosos.

¿Qué son los begpackers?

begpackers

Fácil. La palabra nace de la unión de backpacker (mochilero) con beg (pedir). O sea, mochileros que mendigan para seguir viajando.

Ahora, te preguntarás ¿qué tiene de malo pedir dinero para viajar y poder cumplir tu sueño? En principio, nada, hasta que lo pones en contexto y se vuelve un desastre.

Esta practica de los begpackers, de viajeros sentados en la calle con carteles pidiendo dinero para seguir viajando, comenzó a extenderse en el sudeste asiático, esa región del planeta exótica y económica.

Pero debido a la expansión de estos begpackers, se ha comenzado a despertar odio entre la población local y hasta varios episodios de violencia.

Son viajeros que andan con tablets, smartphones, cámaras, entre otros accesorios caros, mendigando por dinero para un capricho y no una necesidad, en países pobres donde gran parte de la población sufre día a día para poder satisfacer necesidades reales.

En mi opinión, una practica despreciable, poco ética, y moralmente horrible.

begpackers en Asia

“Estoy viajando por Asia sin dinero. Por favor, apoyen mi viaje”. Son frases recurrentes que cada vez se ven más. Tal vez, al principio lo veas como algo simpático, gracioso, pero cuando te das cuenta en el contexto que lo aplican, notas la pésima actitud.

¿Por qué debería darle dinero a alguien para seguir viajando cuando hay montón de personas pidiendo dinero para comer, combatir una enfermad o simplemente sobrevivir? ¿Por qué como viajeros, le hacemos la “competencia” a esas personas que andan buscando día a día una solución para poder comer?

No estoy en contra de viajar de forma económica, ahorrar en lo que se pueda. Hay mil formas de hacerlo, hasta alojamiento gratis puedes conseguir siendo viajero en webs como Couchsurfing, o incluso hacer dedo. Son practicas que te permiten dormir y moverte sin dinero, y sin perjudicar a nadie.

Pero de viajar de forma económica y ahorrando, a pedir dinero en países donde gran parte de sus poblaciones se encuentran por debajo de la línea de pobreza, es una práctica totalmente insensible y egoísta.

Begpackers pidiendo dinero

¿Por qué escribo este post?

Hace poco vi un vídeo en Facebook que me hizo pensar mucho en este tema, de como esto de viajar se nos está yendo de las manos.

Lo estuve buscando para publicarlo, pero entre tantos grupos de viajes, no lo encontré, o tal vez, lo hayan borrado porque la última vez que lo vi tenía muchas críticas.

El vídeo consistía en una familia, de viaje por Ecuador (si recuerdo bien) en su camioneta. Viajando con sus hijos, y la muchacha embarazada. Hasta ahí, todo bien.

Me parece excelente aventurarse en un proyecto así, y hay muchas familias conocidas haciendo lo mismo y que se sustentan trabajando online, escribiendo para ciertos medios, vendiendo libros, en fin, en la era de la información, oportunidades sobran. Y el que diga que no, es porque no se le ha movido un pelo en intentar buscar.

backpacker

Bueno, esta familia realizó un vídeo que lo subió a diferentes grupos de Facebook, contando que están esperando otro hijo, y que necesitaban la colaboración de todos, familia, amigos y desconocidos en Facebook para que les giraran dinero y poder seguir su viaje.

En ningún momento hablan de conseguir trabajo, de planificarse un poco, de suspender el viaje y regresar a su país de origen para trabajar. ¿Esforzarme ¿Para qué? Es más fácil hacer un vídeo, subirlo a las redes y sentarme a esperar mientras la gente me paga el viaje.

Economía Informal VS Begackers

Aquí no estamos hablando de economía informal, de personas que viajan por el mundo vendiendo cosas. Ni por ejemplo, bloggers que generan contenido para ayudar a otros a viajar y uno como lector tiene la opción de dejar una donación. En ambos casos, hay algo a cambio.

Tener que dejarle dinero a alguien con un cartel pidiendo para seguir viajando mientras manda un mensaje con su smartphone, es tremendamente egoísta de ambas partes.

Estos begpackers, por suerte, son minoría, pero cada vez hacen mas ruido. Lo que tiende a que la gente los confunda con los backpackers o mochileros de toda la vida, que buscan ahorrar sí, pero no mendigar.

Historia: Regateo en Nepal

Luego hay casos que ya escapan un poco al tema central del post, pero que creo vale la pena mencionarlo. Por ejemplo, uno que sonó mucho en las redes sociales de una turista inglesa que se alojó gratis en la casa de una nepalí en un lugar remoto en las montañas, donde llevar suministros hasta ese lugar, es complicado.

mochileros

Si bien no le cobraron por el alojamiento, sí lo hicieron por un té negro, el cual tenia un valor de 150 rupias, poco más de un dólar. Precio, que la turista inglesa intentó regatear. ¿Con que necesidad? Obviamente, la situación no terminó bien, con la nepalí queriendo pegarle a la turista, luego de haber dado alojamiento gratis y que le hayan regateado el precio de un té.

¿Quieres conocer el mundo y viajar sin dinero?

Perfecto, me parece una gran aventura, muy desafiante, y sin duda enriquecedora… pero no andes mendigando en sociedades que tienen problemas más serios que resolver, antes de preocuparse por tu viaje.

Y después nos preguntamos porque hay países que cada vez ponen más requisitos para ingresar y exigen comprobantes de fondos suficientes para sustentarte durante la estadía.

Antes de terminar, te recomiendo que pases por este otro post que escribí hace unas semanas.

Hace algunas semanas, comenzamos con una serie de post sobre las 7 Maravillas del Mundo… hablando de todas las listas que andan en la vuelta. Antes de seguir, es importante que repases las eras (Antigua, Moderna y Contemporánea) que explicamos en el siguiente post. Primero hablamos de las 7 Maravillas…

21 Responses to Begpackers… De Mochileros a Mendigos

  1. Aulen Shewolf 20 septiembre, 2018 at 23:50 #

    No me parece acertado catalogar a la gente que pide dinero para continuar su viaje con alguno de los adjetivos a los que haces referencia, ya que así estás contribuyendo con la discriminación y violencia hacia estos viajeros. No quiero decir que estoy a favor de mendigar por capricho teniendo un smartphone, sino que te invito a educar a estos viajeros en el desarrollo de su honestidad y conciencia en el hecho de pedir ayuda económica (ejemplo a quién sí y a quién no pedir ayuda económica o en qué países podrían hacerlo). Ya que finalmente, quien apoya a los viajeros con su dinero es consciente de la causa a la que contribuye y si alguien de escasos recursos decide apoyar no lo veo mal siempre que sea pedido con honestidad; pues dar, para mucha gente, también es retributivo.

  2. Carmen 20 septiembre, 2018 at 23:59 #

    Totalmente de acuerdo Andrés. Detestables personajes carentes de ética y honestidad. Buen artículo.

  3. Carina 21 septiembre, 2018 at 00:24 #

    Excelente posteo, me adhiero a tus palabras y sobretodo en países donde hay necesidades reales… se puede vivir viajando, hay muchos trabajos zafrales o free lance, también vender libros u objetos, dar clases de tu idioma u otro, y también utilizar recursos como couchsurfing. Pero lo del beggpacking (no sabía que se llamaba así pero lo vi varias veces) es un bochorno!

  4. Carolina 21 septiembre, 2018 at 00:25 #

    Buenisimo este post…lo veo permanentemente mientras viajo y es vergonzoso, y nos da mala fama a todos.. el tema del regateo es menos grave en forma, pero esta tan incorporado q los viajeros llegan a pensar q esta bien en cualquier lado y no es asi. Muchos se sienten orgullosos al pagar menos del valor real por cualquier cosa, aunque tengan el dinero mas que suficiente, y no pueden ver ni por un segundo la situacion desesperada de la persona que esta detras…

  5. ruben 21 septiembre, 2018 at 04:46 #

    Muy buen post Andrés,

    Totalmente de acuerdo. Al final esta forma de viajar, nos salpica a todos, y puede acabar complicando las cosas.

    Un saludo

  6. Rossana 21 septiembre, 2018 at 05:18 #

    100% de acuerdo! Estoy en varios grupos de viajeros, y hay gente que da vergüenza, hasta por su manera de mendigar y faltar el respeto en cada lugar que pisan.

  7. Mabel 21 septiembre, 2018 at 08:37 #

    Acabo de volver de España y Portugal, y está colmado de éstos turistas y la verdad no molestan a nadie pero no es agradable verlos

  8. Daniela 21 septiembre, 2018 at 10:16 #

    Hola Andrés, yo soy de Chile, hace una semana realicé un viaje corto dentro de mi país y me encontré con una situación parecida, viajeros que financian su viaje pidiendo, al principio no me molestó e incluso ayudé, pero después de que la situación se hizo reiterada comenzamos a molestarnos un poco. En algunas partes de Chile, conozco el caso de Chiloé, personas de la comunidad han reclamado a través de diarios por los “mochileros” metiéndonos a todos en el mismo saco.

    Saludos

  9. Macarena 21 septiembre, 2018 at 10:17 #

    Completamente de acuerdo contigo Andrés …..No lo sabía xq no soy parte de redes sociales como Facebook por ejemplo ya q me parece q todo se a desvirtuado un poco y q la gente busca más indagar sobre la vida de otros q disfrutar de ricos intercambios ….con la info de este post te confieso que me indigna mucho esta situación q tu cuentas se está dando …..no hay nada más lindo q poder viajar y enriquecer tu vida con los intercambios q se logran …pero tal cual tu dices esta nueva modalidad hace q se vea al turista como un oportunista y egoísta ser que no se empatiza con las realidades y necesidades de los diferentes lugares …..Ojalá esto no tenga trascendencia en el tiempo…..

  10. MARIANA 21 septiembre, 2018 at 12:12 #

    No puedo estar mas de acuerdo con tu crónica.
    He visto regatear con gente pobre que esta trabajando vendiendo cosas a precios ínfimos para poder vivir.
    Gente que sentada en un restaurante elegante ni se le ocurre regatear el precio de la comida y silo hace con un pequeño souvenir. He sentido vergüenza ajena.
    Esta bueno comentarlo para hacer consciencia.

    Saludos, Mariana

  11. Eimi Ailen Font 21 septiembre, 2018 at 12:58 #

    Totalmente de acuerdo… me parecen pequeños burgueses caprichosos y nada empáticos. Típico de la arrogancia de venir de un pais enriquecido a costa de los paises del 3 er mundo…desagradable..

  12. Yamila 21 septiembre, 2018 at 15:00 #

    Lamentable lo que hacen, yo para poder viajar y darme ese lujo de conocer otros destinos trabajo como cualquier persona descentemente todo el año 6 dias por semana. Y la verdad viajar para mendigar….. trabajen muchachos, que no se les va a quebrar una uña.

  13. Eduardo 21 septiembre, 2018 at 20:11 #

    Comparto. También te cuento de mi nieta Mailén, que ha viajado por Bolivia y Chile dando espectáculos de hula hula y vendiendo libretas y cuadernos decorados que ella misma confecciona. Y, bueno, llegado el caso, requiriendo el socorro de un abuelo comprensivo.

  14. Felipe 22 septiembre, 2018 at 10:41 #

    De los buenos artículos que he leído Andrés. No es una decisión fácil publicarlo porque seguro que has recibido una andanada de críticas, seguramente con muchos menos argumentos a los que has expresado muy bien. Durante nuestra aventura por América del Sur hemos visto cosas parecidas y en ocasiones sentimos que se aprovechan indebidamente de gente buena y generosa.
    Un último comentario, quienes publicamos en nuestro propio blog, escribimos acerca de la maravilla que es viajar y conocer, pero debemos también alentar a descubrir que no es gratis ni sencillo, por lo que es indispensable prepararnos muy bien y agradecer cualquier ayuda con humildad (que es mucha) sin abusar de la generosidad.
    Saludos

  15. Mónica 22 septiembre, 2018 at 11:27 #

    Comparto, Andres, tu mirada sobre este tema. También me parece bueno exponer a estas personas e invitarlas a reflexionar sobre tu análisis. Puede ser que no lo hayan visto desde tu punto de vista. Simplemente aceptan la ayuda de quienes se las dan voluntariamente, sin ir más allá de lo que significa que ese dinero sea destinado a aquellos que realmente lo necesitan para comer.
    Muy buen post.
    Saludos

  16. Oriana 24 septiembre, 2018 at 14:46 #

    Muy de acuerdo! Hasta el regateo me da vergüenza ajena en algunos casos… gente que regatea por un dólar en un país más pobre que el suyo, es lamentable.

  17. Nicolás 7 octubre, 2018 at 13:46 #

    Hola. Estoy de acuerdo contigo, aunque quisiera preguntarte ¿qué opinas sobre los mochileros que se financian tocando música en la calle? (no estoy en contra de ellos, sino todo lo contrario). Yo he viajado (mochileando) varias veces y siempre lo hago tocando música (armónica y guitarra) en la calle, restaurantes o en las micros. Cuando toco en la calle incluso pongo un cartel en el que digo que estoy viajando. Pero un par de ocasiones hubo gente que me ha criticado por tocar música en la calle, como si fuera un vago. Por eso, quiero saber tu opinión, y también saber qué tan extendida está esa idea (que para mí es errónea).
    Saludos desde Chile, que estés muy bien.

    • Andrés Vögler 9 octubre, 2018 at 19:29 #

      Hola Nicolás, que tal?

      Ese punto que mencionas, es lo que nombraba en el post como “economía informal”. Que en mi opinión, es algo diferente a lo que hacen los begpackers.
      Digamos que un begpacker, “compite” directamente con una persona en situación de calle. Por otro lado, aquellos que van trabajando en el camino es diferente. Por más que a veces sea mal visto, tanto los músicos, fotógrafos, artesanos, bloggers, etc, son profesiones. Te puede ir mejor o peor, pero no dejan de ser profesiones. Nada tiene que ver con estar mendigando como los begpackers.

      Saludos y buenos viajes

  18. Alicia 16 octubre, 2018 at 02:27 #

    Vergonzoso realmente, poco ético y despreciable cómo se dice el el blog.
    Yo hace un tiempo financié un viaje a una universidad con rifas y fue muy linda experiencia por todo lo que tuve que hacer para llegar a la meta.
    La gente no los debería ayudar y así se terminaría.

  19. Emile 9 noviembre, 2018 at 17:02 #

    Si no tenes plata para viajar problema tuyo, no parasites la buena voluntad de la gente atreviéndote a pedir limosna como si fueras una persona en situación de calle, trabaja como trabajamos todos y te lo pagas. Poca etica es poco decir. Gracias por el articulo que pone en conocimiento a la gente de estos atorrantes que no pasan ninguna necesidad y salen a garronear un viaje, basta con verles las caras de nenes bien en las fotos, vergüenza ellos y los que los apoyan.

  20. Edurne 11 diciembre, 2018 at 04:14 #

    Ya es hora que cada persona de este mundo, reflexionemos sobre nuestros actos y seamos responsables de ellos.
    Chicos si quieres viajar, adelante, pero con consciencia!

    Gracias por el post, muy acertado!

Deja un comentario