llamo_a_lo_pobre

10 Tips sobre Como ahorrar en Comida en un Viaje

Si sigues el blog desde hace un tiempo, sabes que siempre tratamos de compartir tips para lograr viajar con poco dinero.

Para ver los tips anteriores puedes ir a la sección Tips de Viajes, o visitar los siguientes artículos:

[unordered_list style=»green-dot»]

[/unordered_list]

Como ves, ya hablamos de transporte, alojamiento y actividades, por eso ahora nos toca otro de los puntos importantes que debemos cubrir económicamente antes de emprender un viaje… la alimentación!

Muchos dirán, no me preocupa, pasaré a frutas, pan y agua. Obviamente eso no es lo más saludable para nuestro cuerpo, el cual debemos cuidar si no queremos enfermarnos en pleno viaje.

como_ahorrar_en_comida_en_un_viaje
Llamo a lo pobre, Chile

Y para otros, como quien te escribe que le encaaaanta comer, y come muuucho (suelen envidiarme porque como mucho y no engordo 😉 ), el gasto en comida puede ser muy alto, demasiado alto.

He llegado a pagar 20 dólares por un plato! A veces el hambre o el antojo pueden más que mi espíritu de viajero gasolero jaja

Pero ahora, vamos hablar de algunos tips para poder ahorrar en nuestra alimentación, y a su vez tratar de estar lo más sanos posible.

Tips para ahorrar en alimentación

Vendedores callejeros: por mucho tiempo me resistí a ellos, debido a que tenía miedo de que por la poca higiene o mal estado de los alimentos, terminara pasando mal. Pero en los últimos viajes he dejado ese miedo atrás, y he comenzado a utilizarlos.

Si bien la comida por lo general no es de la mejor calidad, sigue siendo una buena opción para mantenernos alimentados a bajo precio.

Podemos encontrar sándwiches, panqueques, panchos, hamburguesas al pan, empanadas, tortas fritas en Uruguay, un completo en Chile, bauru en Brasil, lomito en Paraguay, papas rellenas en Perú, etc.

Pero no utilicen únicamente vendedores callejeros, usen otras opciones para poder obtener cierta variedad de alimentos.

Menú del día: es una opción económica que suelo usar bastante cuando estoy de viaje. En el menú del día no puedes elegir, es el plato que el restaurante está ofreciendo en ese momento.

Suele incluir el plato principal, postre, pan y bebida, y en algunos países, sopa como entrada.

Bufé: es el típico “come-todo-lo-que-puedas”. Pagas un ticket y pasas a tener a tu disposición largas mesas llenas de comida!

Hay viajeros que van a un bufé una vez en el día y ya quedan satisfechos por el resto de la jornada, lo que sin duda les significa un buen ahorro.

Pero ni siquiera un bufé puede con el apetito de quien te escribe jeje Si voy al medio día, te aseguro que a media tarde ya estoy pensando que merendar! Y ni te cuento la cena… :p

Comida rápida: los que me conocen saben qué hace tiempo comencé a cuidar mi alimentación, y dejé definitivamente la comida rápida. Pero para un mochilero puede ser una buena opción.

Por ejemplo, en Uruguay, Argentina y Brasil encontraras muchos lugares de comida rápida, además de las clásicas cadenas internacionales que se encuentran casi en cada rincón del planeta como McDonald’s, Burger King, Subway, entre (MUCHOS) otros.

Mercados o Cocina local: uno de mis métodos favoritos para comer a la hora de viajar son los Mercados Locales, o los lugares donde se concentra la población local.

¿Lugar lleno de turistas? No gracias, lo evito. En él sé que solo encontrare comida preparada para turistas, no la cocina original del lugar que estoy visitando. Y por si fuera poco, me cobraran más caro, precio turista.

En los Mercados es donde se suele juntar la gente local, se prueba la comida verdadera, y sin duda es mucho más barato.

Pero cuidado! Hay mercados que se han vuelto turísticos y los precios se han disparado, como por ejemplo, el Mercado del Puerto en Montevideo, o el Mercado Central en Santiago de Chile.

Pero otros, como el Mercado Vega también en Santiago, y a solo dos cuadras del anterior, se concentran los chilenos, y se puede conseguir rica comida y a excelentes precios. Lo mismo en Cusco con su Mercado Central de San Pedro, donde por solo un dólar se puede comer un menú completo!

Bebidas: ¿Sodas? ¿Gaseosas? ¿Agua con gas? ¿Tónicas? ¿De verdad las necesitas??

La única bebida que el cuerpo humano necesita para estar saludable es el agua! Gratis en gran parte del mundo, y muy económica en los lugares donde sea necesario comprarla.

¿Para qué gastar tu preciado dinero de viaje en estas bebidas?

Y siempre que puedas recicla tu botella de agua, no la tires, recárgala donde sepas que el agua es potable. Si bien el agua es barata, puede terminar resultando en un gasto considerable a fin de mes, considerando que cada persona debe beber dos litros por día.

Snack: papas chips por aquí, helados por allá, y los gastos innecesarios van sumando. Y tú me dirás… “pero son cosas muy baratas!”. Sí, lo son. Pero suman, y si al final del mes sumas todo lo innecesario te darás cuenta que no son tan baratas así.

Cocinarse: probablemente la mejor opción! Si nos alojamos a través de CouchSurfing u Hostales, por lo general tendremos una cocina a disposición, donde podremos hacernos nuestras propias comidas.

En mi último viaje me vi obligado a usar este método, ya que la comida en San Pedro de Atacama era bastante cara. Me costó arrancar el primer día, pero por el resto del viaje me preparé todos los almuerzos y cenas, salvo en una ocasión que fui a un restaurante a probar el plato típico “Llamo a lo pobre” (Llamo o llama es un animal típico de los Andes).

Tarjetas turísticas: estas tarjetas además de descuentos en actividades, suelen incluir descuentos en restaurantes.

También muchos hostales tienen convenios con diferentes locales de comida donde puedes conseguir descuentos presentando algún cupón o algo que demuestre que te estas alojando en el hostal asociado.

Picnic: el clásico de los clásicos entre los viajeros. Ir al mercado, compras algunas frutas, pan, fiambre, tomate, lechuga, y preparar unos sándwiches! Es una comida saludable y muy económica. Una opción muy recomendada, pero es necesario de vez en cuando comer un buen plato de comida.

Espero que entiendas, que estos tips deben aplicarse en conjunto, uno solo probablemente no haga mucha diferencia.

Y no estamos diciendo que no pruebes un helado típico del lugar, o una bebida que solo se encuentra ahí. Estamos diciendo, que todo aquello que puedas conseguirlo en tu país, te guardes las ganas (y el dinero) para consumirlo a tu regreso.

El resto de las cosas, cosas que solo se consiguen en ese lugar, son parte de la experiencia, parte del viaje! 🙂

Alguna otra sugerencia?

Últimos artículos

ÚNETE A LA TRIBU VIAJERA

+30.000 viajeros

Te avisaremos sobre nuevos viajes, nuevas fechas y todas las novedades de Bitácoras de Viaje.

Copyright © 2012 – 2020 Trotamundos S.R.L.
Todos los derechos reservados. Montevideo, Uruguay